7 mar. 2016

Reseña: Adicta a él... Hasta que los paparazzi nos separen, de Isabella Marín

 






Título: Adicta a él... hasta que los paparazzi nos separen.
Autor: Isabella Marín
Editorial: Independiente.
Año: 2015
Páginas: 415
Precio: 2´99€ digital/ 13´83€ papel
Enlace de venta: Amazon


SINOPSIS


Bienvenidos al mundo de Nathaniel Black: El Upper East Side de Nueva York, un sitio donde los ricos son escandalosamente ricos y los pobres…, bueno, los pobres se quedan en el lado oeste de la isla. Con fama, fortuna y mucho sex appeal, el chico malo de Hollywood está en la cima del mundo. Consigue lo que quiere, cuando lo quiere, con un simple chasquido de dedos. Y ha decidido que la quiere a ella: Catherine Collins. La chica buena que nunca pierde el control. O eso es lo que ella intenta hacernos creer.

Él es intenso, carismático, a veces retorcido, cruel y malicioso. La peor de las influencias. Pero, pese a todo eso, posee algo magnético y diabólico que la arrastra hacia él. ¿Podrá ella resistirse al constante acoso del hombre más sexy del planeta? ¿O se enamorará de él como millones de mujeres en el mundo entero?

PERSONAJES


Catherine Collins: Heredera de la fortuna Collins, que trabaja como asistente de imagen para gente famosa.

Nathaniel Black: Famoso actor de una serie muy conocida entre el mundo adolescente.


OPINIÓN PERSONAL



Antes de nada quiero darle las gracias a Isabella Marín por brindarme el honor de leer su historia.

Catherine es una chica de buena familia que ha estudiado en los colegios más elitistas de todo Londres gracias a la fortuna familiar. Pero su espíritu rebelde hacen que deje a un lado el camino marcado por sus antepasados y se niegue a trabajar en la empresa familiar para perseguir su sueño: Ser asesora de imagen. Un trabajo que la llena profesionalmente y en el que tiene una gran reputación. Su vida amorosa es.... complicada, ya que no cree en el amor. Con tan solo veintiséis años, cuenta con una larga lista de hombres que han pasado por su cama, pero a los que nunca consiguió amar.

Nathaniel es un actor famoso, muy famoso, pero, como suele pasar en estos casos, es muy conflictivo. Las demandas y los escándalos le persiguen allá por donde va, aunque hay que decir que él no hace nada por evitarlos. Es extremadamente atractivo, por lo que las mujeres caen rendidas a sus pies con solo ver la sonrisa de pícaro que siempre adorna su preciosa cara.

Cuando a Nathaniel le llega la oportunidad de su vida en forma de papel protagonista en una película recurre a Catherine, para que le ayude a limpiar, por poco que sea, su imagen, y así conseguir el tan ansiado papel.

Las chispas saltan entre ellos desde el primer momento en el que los verdes ojos de Catherine contactan con los profundos ojos azules de Nathaniel. Pero esta no es una historia de amor al estilo Romeo y Julieta, es más una historia parecida a La Bella y la Bestia, pero donde la Bestia no tiene compasión por Bella.

La verdad es que no os puedo contar mucho más ni hacer spolier.

La manera de la autora al escribir la novela, en mi opinión, es muy buena. Te atrapa con su lenguaje coloquial. Todo se dice de manera clara, sin rodeos. Las escenas eróticas, que las hay, aunque sean muy pocas son las suficientes, contadas en detalle, pero sin ser vulgares.

Este es el primer libro de una bilogía, la segunda parte verá la luz el 27 de Febrero.

Os la recomiendo encarecidamente. No podéis dejarla pasar. No quedaréis indiferente, aunque sí os adelanto que querréis matar a Nathaniel más de una vez.


Puntuación angelical...