9 mar. 2016

Reseña: Una última temporada, de Ruth M. Lerga






Título: Una última temporada
Autor: Ruth M. Lerga
Editorial: Ediciones B
Año: 2015
Páginas: 400
Precio: 9'95€
Enlace de venta: Ediciones B


SINOPSIS


May, hija de los marqueses de Woodward, y Alexander Saint-Jones, marqués de Wilerbrough, se conocen desde niños y desde entonces han tenido una relación apasionada llena de reyertas acaloradas cargadas de complicidad sobre cualquier cosa por la que mereciera la pena discutir. Pero el grand tour de él y una gira literaria de ella, convertida en conocida escritora, hace que se mantengan separados durante seis años, y solo la correspondencia, repleta de burlas sobre matrimonios, los mantiene unidos.

Cuando para la temporada de 1850 al fin se encuentran, May debería ser ya considerada una solterona y Alexander habría de comenzar a pensar en casarse. Y sin embargo Alexander no parece proclive a hacer lo que de él se espera, buscar una debutante a la que tomar como esposa, ni la familia de May cree que su hija deba rendirse todavía.
Así que la primera temporada de Alexander va a coincidir con la última temporada de May. Y la relación llena de divertidas y afiladas riñas no se ha rebajado en absoluto. Al contrario: ha tomado un cariz sorprendente y la pasión que siempre ha habido entre ellos parece desbordarse y querer envolverlos.

PERSONAJES


May: es la protagonista. Tras su viaje a América para la promoción de su última novela, regresa a Londres dispuesta a cumplir el sueño de su padre: pasar su última temporada en sociedad buscando esposo. Pero la joven no contará con que encontrarse con su mejor amigo de la infancia va a complicar su misión. 

Alex: es el protagonista. Lleva toda su vida enamorado de la dulce May, su traviesa amiga de la infancia. Ha estado esperando el momento oportuno para abordarla y convencerla de que él es el hombre perfecto para ella. Cuando vuelve de América cree que es su oportunidad, pero sus planes se van al traste cuando descubre que ella está buscando esposo.

OPINIÓN PERSONAL


Me hice con este libro en el RA, el evento literario al que acabo de acudir. La romántica histórica es mi lectura referida, y me llamó mucho la atención la sinopsis de esta.

Después de seis años de separación, May y Alex vuelven a encontrarse. Ambos son más maduros, pero sigue existiendo la misma rivalidad entre ellos que cuando eran niños. Cuando Alex la envuelve entre sus brazos para bailar el último vals de la fiesta de bienvenida que han organizado sus padres para ella, comienzan a surgir emociones que May jamás habría imaginado sentir por Alex.

Alex lleva enamorado de May desde la adolescencia, cuando ambos se pinchaban mutuamente para hacerse de rabiar. Desde entonces ha esperado el momento oportuno para pedirle matrimonio. Ha querido que ella disfrute de su libertad, que disfrute sus temporadas, y ahora es el momento de hacer algo al respecto. Pero tendrá que esforzarse más de lo que esperaba, porque ella está dispuesta a aprovechar esta última temporada para buscar esposo...

Cuando comencé a leer la novela supe de inmediato que me iba a encantar. El principio es divertido y adictivo: se trata de una serie de cartas entre May y Alex que te adentran perfectamente en la relación que ambos protagonistas tenían de pequeños.  Y después de eso, empieza la verdadera historia.

Me ha gustado muchísimo la personalidad que le ha conferido la autora a la protagonista. Es una mujer fuera de su tiempo, independiente, emprendedora, fuerte. No duda en cumplir su sueño de ser escritora, aunque ella tiene la suerte de contar con una madre moderna que la ayuda a cumplir su sueño.

Alex, sin embargo, me ha enamorado por completo. Aunque finje ser un libertino, en el fondo es un romántico que lo único que quiere es la felicidad de la mujer a la que ama. Es por eso que espera a que ella haga realidad sus sueños antes de aventurarse a pedirle que sea su esposa. No le importa el qué dirán, porque ella prácticamente es una solterona, él siempre la trata como una princesa.

La trama es atrayente, te atrapa con los giros inesperados de la historia. De hecho fui incapaz de soltar el libro para irme a dormir, porque necesitaba saber más y más sobre May y Alex. Los diálogos son abundantes, a veces divertidos, y a veces llenos de una sensualidad que te hace encoger el corazón. 

En cuanto al final... ha sido muy muy gracioso. Aunque a lo largo de la novela surgen a flor de piel muchos sentimientos, el final es un toque refrescante de humor que le da un toque diferente y te hace suspirar cuando cierras el libro.

En definitiva, Este libro ha sido otra de las obras maestras de la novela romántica histórica, y ocupará un lugar especial en mi estantería. 

Puntuación angelical...