25 mar. 2016

Entrevistamos a... Idoia Saralegui




Idoia Saralegui San Sebastián (Pamplona, 1971) se inicia en la literatura en la adolescencia, participando en el Taller de Literatura de La Casa de la Juventud que pone en marcha la revista Doce horas con disnea. Es diplomada en Trabajo Social por la Universidad de Zaragoza, licenciada en Psicología Social por la Universidad Pontificia de Salamanca y ha realizado Cursos de Doctorado en Sociología (Universidad Pública de Navarra). Concejala del Ayuntamiento de Pamplona desde 1999 hasta 2007, ha formado parte de diferentes asociaciones de solidaridad, ha organizado jornadas y encuentros de igualdad en Navarra y, desde 2007, es Técnica de Alta Exclusión del Área de Bienestar Social de Pamplona. Casada, madre de dos hijas y un hijo, y empedernida viajera familiar; ha publicado diferentes relatos, algo de poesía y abundantes artículos en publicaciones regionales. Con Las dos vidas de Laura ganó el concurso de relatos “Se busca escritora”, convocado por la revista MUJER DE HOY y el Consorcio de Turismo de México. Actualmente se encuentra enrolada en PROYECTO 30 de fotografía creativa, y alimenta el blog familiar FÁBRICA DE IDEAS EDEN-TXIKI (fabricadeideasedentxiki.blogspot.com) junto a sus dos hijas.
Autora de la novela "LA PROPOSICIÓN DE CAROLA". Ganadora del concurso de relatos “Se busca escritora”, convocado por la revista MUJER DE HOY y el Consorcio de Turismo de México

¿Quién es Idoia Saralegui y cómo surge el ser escritora?


Buenas tardes. Lo primero quería agradeceros la oportunidad de darme a conocer un poco más entre vuestras lectoras. Es un placer poder contar con blogs, como el vuestro, que difunden el trabajo de las escritoras y escritores que nos esforzamos por hacernos un hueco en el amplio panorama literario nacional.
Me presento: me llamo Idoia Saralegui, soy de Pamplona, técnica de Alta Exclusión, que es una profesión que suena bastante extraña pero, en realidad, quiere decir que me dedico a atender y hacer programas para las personas que tienen mayores dificultades. De formación soy trabajadora social, socióloga y me especialicé en psicología social. Tengo tres hijos... Así que, con todos estos datos supongo que ha quedado claro que esto del escribir es algo que disfruto, el mayor de mis hobbies, pero que no es que tenga mucho tiempo para poder dedicarle.
Lo dicho, escribo porque para mí escribir es como respirar. Imprescindible. He escrito durante toda mi vida. Desde que era una cría siempre me he visto con un papel y un bolígrafo en la mano. Al principio escribía poesía, después me pasé a los relatos, artículos de opinión y, finalmente, a las novelas; pero siempre con historias encima de la mesa y en mi cabeza.


¿Te sientes más cómoda en un género o estás abierta a explorar?

La verdad es que, como ya te he dicho, he probado varias formas de expresión dentro de la literatura, desde la poesía, hasta el ensayo, el relato y, finalmente, la novela. Leo mucho y variado y también he escrito cosas de diferentes géneros, pero mi primera novela publicada, LA PROPOSICIÓN DE CAROLA se engloba en el género romántico. Es una gran historia de amor. No una historia ligera, la verdad. Más bien una historia intensa, llena de vida, de dudas, de dolor, de sentimientos, de miedos, de segundas oportunidades... Disfruté mucho escribiéndola y eso se debe transmitir, porque estoy disfrutando mucho también con el feedback de los y las lectoras que me transmiten lo que les ha ofrecido la novela.
Ahora estoy experimentando algunas otras cosas: estoy cerrando una novela juvenil. Es una historia muy entretenida sobre una chica de 17 años, con una vida normal y corriente pero que, un buen día es mordida en el cuello por el cantante de un grupo de música llamado los Vampire Night. A partir de ahí, todo en su vida cambia. La he escrito en colaboración con mis dos hijas de 18 y 11 años y ha sido un auténtico placer y una experiencia.
También estoy escribiendo otra historia de amor, probando la primera persona. Es una voz que no he utilizado nunca antes y creo que tiene grande posibilidades.
Como ves, me gusta bastante jugar con lo que voy haciendo. Supongo que, si no, si siempre escribiera lo mismo, terminaría por aburrirme.


¿Crees que la literatura romántica está peor valorada que otros géneros?


Sin duda. E inmerecidamente, por otra parte. Como te he dicho, yo leo de todo y escribo de diferentes temáticas y, de alguna manera, es como si cuando escribes de amor fueras una escritora de segunda, como si no tuvieras la capacidad de aportar la profundidad y la calidad necesaria. Yo reivindico una literatura de calidad en torno al amor, a las relaciones humanas. Creo que el amor y la muerte son dos de los más importantes ejes de la vida y, en cambio, cuando se escribe sobre ellos pareces más sencilla o pueril. Lo digo, sobre todo porque tengo la impresión de que a la literatura negra le ocurre un poco lo mismo.
Yo escribo historias de amor. Y creo que las escribo de calidad. Y disfruto leyendo historias que escriben compañeras que he descubierto estos últimos años y que, realmente me han parecido grandes escritoras.

¿Llevas a cabo algún ritual antes de ponerte a escribir?


La verdad es que si tienes un trabajo intenso y tres hijos, no tienes tiempo de rituales para escribir. Para mí, poder hacerlo es un aquí te pillo, aquí te mato. Cada vez que tengo un rato para poder dedicarlo a la literatura, lo hago (tanto leer como escribir). Llevo cuadernos a todos los sitios y, si es posible, el ebook.
Ahora, es verdad que intento ser metódica y escribir un ratito cada día. Por eso, por las noches, cuando metemos a los niños a la cama, suelo sentarme a escribir, aunque sea una hora. Es mi mejor forma de evasión.

¿Boli y papel u ordenador?


Vuelvo a la anterior pregunta. Si estoy en casa, tranquila, con tiempo... ordenador porque es más rápido, me ayuda a ordenar las ideas, me da más posibilidades de mover, modificar, revisar... pero, si estoy en la calle, tomándome un café, sola, pensando en la siguiente escena... pues lo apunto en uno de los muchos cuadernos que siempre llevo en el bolso y, después lo paso al ordenador.
Además, este año hice el NaNoWriMo, como todos los años, y a los que conseguimos el reto nos regalaron un bono para comprar mas barato el programa de Scrivener. Lo compré para probar y tengo que reconocer que me he enganchado completamente. Te ayuda a organizar y a visualizar el trabajo que haces, a ver tus progresos, a hacer fichas, a guardar información. Vamos, una auténtica gozada. Estoy encantada con él.

Si te preguntase por una razón para comenzar a leer tu obra... ¿Qué me dirías?


Seguramente te diría que si quieres leer una historia de amor intensa, complicada, emocionante y con la que sentir de verdad, te va a gustar LA PROPOSICIÓN DE CAROLA.
Creo, sinceramente, que la novela cumple las expectativas. Empieza con una premisa bastante loca y ligera y, conforme vas avanzando por la historia descubres una historia detrás, muy intensa, emocionante y compleja. Una historia para sufrir, llorar y disfrutar.
Te diría también que me gustaría conocer tu opinión cuando te la leyeras, por supuesto. Me parece que es tan intenso cuándo recibes las opiniones de la gente que vive la historia que tú has escrito...

¿Cómo y cuándo decides que la idea formada en tu cabeza se corresponde a una novela?


Creo que es una especie de click que te hace el cerebro. La proposición de Carola se me ocurrió viendo Love Actually, que es una película que me encanta. En el momento en el que Mark va a la puerta de casa de Juliet y Peter y le declara en silencio a ella su amor yo supe que ahí había una maravillosa, increíble, preciosa historia que alguien tenía que contar. Y empecé a construir a los personajes para empezar a contarla.
La novela juvenil que estoy terminando me la propuso mi hija Iruña. Ella llevaba brackets en aquella época y estaba leyéndose toda la saga Crepúsculo y me retó a escribir una historia sobre una vampira que llevara brackets. Lo demás fue surgiendo solo.

¿La inspiración viene sola, o haces algo para atraer a las musas?


La inspiración viene sola pero ya, una vez que la tienes, mejor que te pille trabajando. Todos los días escribo algo. Aunque sea una o dos páginas, para no dejar abandonada la historia que tengo entre manos. Es una manera de mantenerla siempre presente en el día a día y que, por lo tanto, se me ocurran más ideas el resto del tiempo, también mientras no estoy trabajando en ella.

¿Tienes la historia ya bien pensada cuando comienzas, o dejas que la historia te lleve por dónde quiera?



Tengo unas líneas básicas que quiero que toque mi historia. Sé cómo comienza y hacia donde la quiero dirigir, pero muy tibiamente porque lo que de verdad me gusta del proceso es ir descubriendo hacia donde me llevan los personajes. Cuál es su historia. Sorprenderme. A veces, y creo que esa es la razón por la que estoy enganchada a esto de escribir, estoy escribiendo, se me ocurre una idea y, de pronto, todo encaja. Es un momento mágico. Me pondría a pegar saltos y a bailar. Es un subidón que, cuando se experimenta quieres volver a sentir una y otra vez.

¿Qué sientes al poner la palabra "Fin" en una de tus novelas?

Tengo que reconocer que pongo la palabra fin varias veces. La primera, por supuesto, cuando termino el primer borrador, que suele haberme salido horrible, pero horrible de verdad y es solo un esquema de lo que luego será la novela. Luego voy arreglándola y puliéndola como si fuera una piedra preciosa o una planta tropical que necesita de mis cuidados.
Vuelvo a poner el fin. La leo en voz alta. Vuelvo a llegar al fin.
Y, de pronto, decido que tengo que abandonarla porque, si no, me quedaría puliéndola el resto de mi vida. Para ese momento ya me he enamorado absolutamente de los personajes y no quiero tener que separarme de ellos. Quiero seguir viviendo su historia, como esos niños que ven mil veces la misma película porque les hace sentir cómodos.


¿Cómo eliges los títulos?

Hay veces que los títulos te eligen a ti. LA PROPOSICIÓN DE CAROLA es el caso. Estaba decidida a que la novela se titulara así desde que escribí las primeras diez páginas. Con la que estoy cerrando ahora, UNA VAMPIRA CON BRACKETS también tenía el título desde la primera página. De hecho, ese es el título que mis hijas y yo pusimos al abrir el proyecto. Pero, en otros casos me cuesta más que me venga la inspiración. Este año he participado en el NaNoWriMo con un proyecto que he llamado EL EFECTO CURIE, pero no tengo claro que vaya a terminar llamándose así. Y trabajo también en una historia que me está enganchando mucho y que la llamo EL PROYECTO LIBÉLULA, aunque tampoco creo que sea su nombre definitivo. ¡¡¡Ya me llegará la inspiración en el momento menos pensado!!!

¿Te gustaría que llevasen alguna de tus novelas a la gran pantalla?


Hombre. Supongo que todas hemos soñado con eso alguna vez. Tiene que ser una experiencia increíble. Además, cuándo publicas tu novela siempre han gente, incluso la propia editorial, que te dice que es una historia muy cinematográfica, que le ven potencial, etc… Pero, vamos, que creo que es un sueño. No imposible, porque hace año y medio supongo que también me parecía imposible que alguien me publicara, pero si muy muy lejano.
Por ahora con que ocupe las fantasías de la gente que la lee, me doy por más que satisfecha.

¿En qué te inspiras para crear a tus personajes?


Los personajes van surgiendo, van creciendo conforme se desarrolla la historia. Tengo la sensación de que en el primer borrador siempre son más planos y luego van ganando profundidad y personalidad conforme van evolucionando por la historia. Supongo que es inevitable mirar a toda la gente de tu alrededor con ojo clínico para coger algún tic, forma de ser, gesto, detalle… pero son cosas sueltas. También me inspira el cine, como ya te he dicho. Y la música. Cada novela que escribo tiene una banda sonora e, inevitablemente, algo de ella se les pega a los personajes. Por ejemplo, Alejandro Ney adoraba la canción “Smile” de Nat King Cole. Y cada vez que la escucho no puedo evitar pensar en él.

¿Tienen algo de ti o te reflejas en alguno de ellos?


Creo que la magia de la literatura es, precisamente, que mientras escribes adquieres otros roles completamente diferentes al tuyo. Para hablar de nosotros ya tenemos los blogs, las redes sociales… Las novelas cuentan otras historias, te evades, construyes historias desde cero, creas a tus personajes y les haces bailar, reír, llorar, sufrir, les cepillas la melena…
Es cierto que, excepto en la novela juvenil, suelo escribir sobre personajes que tienen una edad similar a la mía. Fundamentalmente porque me gustan los personajes con una historia detrás, con un pasado, con conflictos que resolver, con miedos y dudas… y creo que a los 20 años es más complicado encontrar un personaje así de completo. Ellos están naciendo a la vida adulta.

Cuéntanos algo de tu obra.


Jajajaja, creo que no he parado de hablar en toda la entrevista. Solo puedo decir ya que te invito a leer LA PROPOSICIÓN DE CAROLA. Que espero que te guste leerla tanto como a mí me gustó escribirla. Y que me encantará estar en contacto con vosotras para conocer vuestra opinión.
En cuanto publique mi próxima novela prometo contároslo en primicia.
Y, lo dicho: muchas gracias por todo. Por la entrevista y, sobre todo por la oportunidad que me habéis dado de dar a conocer un poco más mi novela, LA PROPOSICIÓN DE CAROLA.