17 jul. 2015

Reseña: Vivir no puede hacernos daño, de Lory Talbot





Título: Vivir no puede hacernos daño
Autor: Lory Talbot
Editorial: Leibros
Año: 2015
Páginas: 156
Precio: 2'99€
Venta: Amazon


SINOPSIS


Sarah empieza a tomar las riendas de su vida. Obligando a su duro pasado a permanecer bloqueado cree que por fin lo ha dejado atrás. Sabe que el muro que se ha puesto alrededor también la mantiene 
alejada e inaccesible. 

Solo Ian consigue atravesar sus defensas con su incansable seducción. La atracción entre los dos es más que mero sexo. Ian llega a su vida como un bálsamo para sus heridas, pero también para hacerla recordar que no es sencillo volver a confiar, aunque que es necesario para amar. 

Cuando el pasado golpea a Sarah de nuevo solo el amor de Ian la hará creer en el mañana. Porque al fin y al cabo vivir no puede hacernos daño.

PERSONAJES


Sarah: es la protagonista. Trabaja en una librería, y después de un trauma sufrido en su juventud se ha prometido a sí misma que jamás se acostará con un hombre sin conocerlo antes. Pero cuando va a recoger a su mejor amigo al aeropuerto se cruza con Ian, un atractivo ejecutivo que la hará replantearse su promesa...

Ian: es el protagonista. Dueño de una de las más importantes empresas del país, cuando va a recoger a su hermana al aeropuerto queda hechizado por la belleza de Sarah, a quien se propone conquistar. Pero para ello ha de ser capaz de espantar a sus fantasmas... y los de ella.

Ethan: es el mejor amigo de Sarah. Se ha venido a vivir con ella hasta que termine los estudios... y es el único que conoce su traumático secreto.

Jace: es el mejor amigo y abogado de Ian. Cuando conoce a Sarah se hacen muy buenos amigos... y se convierte en uno de los pilares de su vida.


OPINIÓN PERSONAL


Antes de nada quiero darle las gracias a Lory Talbot por brindarme el honor de leer su novela. 

Sarah tiene una vida muy normal: trabaja en una librería, comparte piso con su amiga Claire y no tiene ninguna relación. Pero todo cambia cuando va a recoger a Ethan, su mejor amigo, al aeropuerto. Allí se cruza con Ian, un atractivo ejecutivo que va a recoger a su hermana. Tontean, se provocan, y Sarah lo desafía a buscarla en el pub al que va a ir esa noche.

Debido a un suceso traumático sufrido años atrás se prometió a sí misma que jamás se acostaría con un hombre a quien no conociese, pero al ver a Ian en la puerta del pub, tan atractivo y sexy, no puede evitarlo y mantiene sexo con él en la oficina del local.

Pero si Ian quiere estar con ella tendrá que derrotar a muchos demonios del pasado, y Sarah tendrá que volver a confiar en alguien. Al fin y al cabo... vivir no puede hacerles daño.

Cuando comencé a leer ésta novela la verdad es que no tenía ni idea de la clase de lectura que iba a ser. Conocí a Lory hace poco tiempo y no había escuchado hablar de su obra, pero me he propuesto que eso cambie.

Lo primero que quiero decir de la obra de Lory es que es una de las novelas más emotivas que he leído nunca. Me he pasado toda la lectura llorando a moco tendido, ya sabéis que soy muy sensiblera.

La forma de escribir de Lory es muy clara y concisa, descripciones precisas, diálogos entretenidos, y un ritmo de lectura que engancha fácilmente al lector. No se hace pesada en ningún momento de la obra, y el vocabulario es muy fácil de entender.

Las escenas de sexo son muy explícitas, pero sin llegar a rozar siquiera la ordinariez. Reconozco que ha conseguido calentarme la sangre en más de una ocasión con ellas. En cuanto a los personajes, tienen alma y personalidad. Es muy fácil empatizar con Sarah, y de Ian te enamoras en el acto. Pero Ethan y Jace también son dos hombres potentes, que se merecen su historia propia (por suerte la autora me ha chivado que pronto se pondrá a ello).

En resumen, la pluma de Lory me ha hecho emocionarme, reír y vibrar como hacía tiempo que no lo hacía una novela.


Puntuación angelical...