13 abr. 2015

Reseña: Hambre insaciable, de Sylvia Day





Titulo: Hambre insaciable
Autora: Sylvia Day
Editorial: Titania
Año: 2015
ISBN: 978-84-92916-82-5
Páginas: 239
Precio: 17'50€
Enlace de venta: Titania


SINOPSIS


Elijah Reynolds es un licano Alfa, su especialidad es cazar vampiros, en lo cual es un maestro. Trabajar para la élite superior de los ángeles guerreros -los Centinelas- le ofrecía la oportunidad de hacer lo que le gustaba, pero muy pocos licanos compartían ese sentimiento y esperaban de él que les liderase en una rebelión. Elijah se ve obligado a asumir el mando, convirtiéndose al mismo tiempo en un enemigo y un codiciado aliado en el conflicto entre vampiros y ángeles. 

Vasthi es la segunda vampira al mando del líder de los Caídos, su afán por perseguir a los licanos hasta dar con los asesinos de su compañero la ha llevado a una terrible obsesión y desolación durante sesenta años. Acatando las órdenes de su líder, es la encargada de proponer una alianza entre vampiros y licanos, por lo que se entrevista con Elijah. 

La tensión será patente entre ellos, mientras que Elijah la acusa de matar a su mejor amigo, Vash lo hace del asesinato de su compañero. En entendimiento entre ellos parece imposible, pero nada más lejos de la realidad. Su encuentro será devastador, sus pasiones más primitivas se desatarán y no podrán hacer nada para detenerlas. Se desean, se necesitan, se anhelan ¿cómo van a poder trabajar juntos? ¿Será posible que la alianza funcione? Y lo que es peor, ¿saldrá alguien dañado?


PERSONAJES



Elijah: es el protagonista. Alpha de los licanos que han huido del yugo de los Centinelas, lo único que quiere es volver con su general y vivir tranquilo. Cuando Vashti se presenta para proponerle una alianza con los vampiros, el olor a cerezas maduras despierta su lívido, y decide sacarle partido a dicha alianza.

Vashti: es la protagonista. Jefa de las tropas vampíricas, vive por y para la lucha desde que su compañero murió. Cuando su rey le ordena que haga una alianza con los licanos, los causantes de la muerte de su amado, aprovecha la oportunidad para exigir venganza. Pero al conocer al Alpha de los licanos el odio se confunde con un deseo abrasador, lo que hará que su misión sea una auténtica tortura.

Adrian: general de los centinelas, está locamente enamorado de una humana que se convirtió en vampiro para estar con él eternamente. La traición de los licanos pesa sobre sus hombros, y el descubrimiento de que su sangre es la cura para una infección que esta mermando las filas de vampiros no ayuda para nada.

Syre: líder de los vampiros. Quiere a Vashti como si fuese su hermana, y cuando la envía a firmar una alianza con los licanos no se imaginaba que su comandante iba a enamorarse del Alpha. Es capaz de todo por tal de vengarse de Adrián, quien le arrebató a su hija Shadoe.

OPINIÓN PERSONAL



Antes de nada quiero agradecer a la Editorial Titania por el envío de esta maravillosa novela. 

Ésta es la segunda novela de la saga Ángeles renegados. En la primera, Un toque de rojo (Ver reseña) la autora nos adentra en su propio mundo, formado por Licanos, Centinelas y Vampiros.

Cuando Dios creó al hombre, envió a un contingente de Centinelas para que los vigilase, pero tenían prohibido relacionarse con ellos. Sin embargo, los ángeles se enamoraron de los humanos y tuvieron hijos con ellos, por lo que Dios envió a Adrien a cortarles las alas como castigo, convirtiéndolos así en vampiros. Adrian, sin embargo, le dio la oportunidad a un grupo de ellos a servir a los Centinelas protegiéndolos eternamente a cambio de librarlos de ese destino, convirtiéndolos en licanos.

Elijah, el único licano Alpha que existe, dirige a los de su especie que decidieron revelarse contra los Centinelas, aunque él estaba muy conforme con su papel a las órdenes de Adrián. Cuando Vashti se pone en contacto con él, su olor a cerezas madura le excita, y a su vez despierta la sed de venganza de su bestia interior.

A Vashti le ocurre lo mismo. Odia a Elijah por ser licano, ya que fueron los de su especie los que asesinaron al amor de su vida. Pero si bien desde que éste murió hace 66 años nunca se ha vuelto a despertar el apetito sexual, con Elijah éste apetito ha vuelto con la fuerza de un Tsunami.

Ésta relación amor-odio se verá aderezada con intrigas, traiciones y la lucha por la supervivencia.

En Un toque de rojo, Vashti era la mala malísima, y que haya pasado a ser la protagonista de la siguiente novela me ha chocado un poco. Éste libro me ha servido para ver el mundo de Ángeles renegados de manera diferente.

Mientras que en el libro anterior creía que los buenos eran los Centinelas, los malos los Vampiros y los Licanos neutrales, en éste libro me he dado cuenta de que simplemente son tres razas diferentes que luchan por sobrevivir en la tierra lo mejor que pueden.

Vashti es una guerrera impecable, pero en cuestión del corazón es todo un desastre. Debido a la pérdida del centinela que perdió sus alas por ella, tiene miedo de lo que siente por Elijah, y se comporta con él de manera cruel.

Elijah, por el contrario, nunca se ha enamorado. Para él lo que siente es nuevo y diferente, pero no tiene miedo a tirarse a la piscina y ver a dónde les va a llevar. Por eso es inmensamente paciente con ella.

Si bien la primera novela me encantó, ésta me ha dejado un pelín fría. Me encantan los personajes, sobre todo Elijah, pero la trama me da la sensación que es la transición de un libro al siguiente. Me hubiese gustado que hubiese quedado más resuelta la trama principal de la saga, pero en vez de eso se ha liado más la historia.

La historia de amor de Vashti y Elijah está llena de altibajos, y me ha encantado la forma en la que Elijah se desenvuelve en ella. A Vashti le habría dado un par de collejas para que se diese cuenta de lo idiota que estaba siendo, la verdad.

En definitiva, ha sido una novela muy entretenida, pero que no me ha gustado tanto como la primera. Eso sí, me ha dejado deseando la tercera parte de la saga, que espero que salga muy pronto.

puntuación angelical...