17 nov. 2014

Reseña: encontrando a Alex, de Kathrin Schrocke





Titulo: Encontrando a Alex
Autor: Kathrin Schrocke
Editorial: Lual
Año: 2009
ISBN: 978-84-936606-4-2
Páginas: 166
Precio: 15€
Enlace de venta: Casa del Libro

SINOPSIS


-¿Tú también crees que Alex es un tío raro? La voz de Jasmin sonaba extraña. Un poco gastada. Como si hablara a media velocidad. Ira se apoyó en el hombro de Felipe.

-¡Las cosas que se os ocurren! Tan sólo es un poco…

-¡Maricón! Jasmin se rio y se enroscó en el suelo adoptando la postura fetal.

-Nuestros padres dicen que es maricón

-¿De dónde habéis sacado esa tontería?

-¡Bueno, parece una mujer!


Una chica nueva llega al Instituto de Tobías. Se llama Ira y no tarda en ser objeto de deseo de toda la clase dado su carácter solitario e introvertido. Un día, de forma inesperada, Ira invita a Tobías a una pizza y comienzan a relacionarse. Él quiere que sea algo más que un mero vínculo amistoso, pero ella no parece dispuesta a aceptarlo. Sin embargo, sus sentimientos dan un giro inesperado cuando conoce a Alex, el hermano de Ira...

PERSONAJES


Tobías: es el protagonista. Cuando Ira llega a su instituto ataviada con sus estrafalarias pelucas no puede sentirse fascinado con ella. Pero cuando va a su casa y confunde a su hermano Alex con una chica, sus pensamientos cambiarán de dirección.

Ira: compañera de clase de Tobías, un poco escéntrica. Odia a su familia, fuma porros y se dedica a intentar pasar la vida de la manera más divertida posible. Ve en Tobías a un gran amigo, aunque su interés no pasa de ahí.

Sven: mejor amigo de Tobías. Es el típico tío que se cree muy macho sólo porque piensa en el sexo con muchas chicas. Pero cuando en fin de año tiene una experiencia homosexual, todo su mundo se tambalea a su alrededor.

Alex: es el hermano de Ira, un poco escéntrico. Lleva el pelo largo, toca el violonchelo y suele utilizar un quimono de mujer. Despertará el interés de Tobías, quien no parará hasta descubrirlo.



OPINIÓN PERSONAL


Quiero dar las gracias a la editorial Lual por el envío de ésta novela. 

Tras la separación de sus padres, Tobías se encuentra un poco perdido. Es entonces cuando Ira aparece en su vida, y se enamora de ella. O al menos eso cree él. Porque cuando va a casa de la chica y conoce a su hermano Alex, a quien confunde con una chica, todos sus pensamientos se centran en el muchacho.

Tobías es el típico chico inseguro que no se atreve a dar el primer paso con una chica. Se hace amigo de Ira para llegar hasta ella, pero ella no le hace el menor caso, incluso se lía con su ex novio delante de él.

Alex es un joven escéntrico que estudia para convertirse en violonchelista, se vste de mujer y lleva el pelo largo. Callado, solitario... pero consigue llamar la atención de Alex.

En ésta obra pone de manifiesto los sentimientos que pueden tener los adolescentes cuando tienen dudas sobre su sexualidad. Por un lado tenemos a Alex, un chico que se siente mujer, por otra parte tenemos a Tobías, que no sabe si es homosexual o heterosexual, y por último a Sven, que se cree muy macho y se escandaliza cuando en una noche de boorrachera mantiene un escarceo con otro chico.

Esta novela me ha despertado sentimientos encontrados. En primer lugar me sorprenden los estereotipos que utiliza la autora en ésta obra, como por ejemplo que un chico sea gay sólo por tener el pelo largo. Me ha chocado bastante, pero es cierto que por desgracia en la sociedad actual hay personas que piensan así.

En segundo lugar me ha sorprendido que ha dejado la historia incompleta, es decir, no deja nada claro lo que pasa con Tobías al final. No deja entrever nada, si se decide a salir con Alex o si sólo son amigos.

Tampoco me he sentido muy identificada con los personajes. Son personajes que tienen demasiados perjuicios en cuanto a la orientación sexual, cosa que hoy en día está desfasada. No me ha gustado éste detalle.

Ha sido una historia muy dinámica, quizás porque es muy cortita, y además tiene muchos diálogos. Sin embargo, hay partes de la historia en las que me he perdido, porque pasa de un escenario a otro de manera radical, sin prepararte antes.

Puntuación angelical...