25 ene. 2014

Reseña: La atracción de la noche, de Robin T. Popp






Titulo:    La atracción de la noche
Autora:   Robin T. Popp
Editorial:   Talismán
Año:   2007
ISBN:   978-84-96787-02-5
Depósito legal: B-21938-2007
Páginas:   333


SINOPSIS


                La doctora Bethany Stavinovski no elude los retos. Como la mayor bioquímica en su campo, la rubia de aspecto delicado suele hacer frente a retos difíciles. Pero su último proyecto de investigación la sumerge en un mundo que creía inexistente, y la arroja a los brazos de un hombre peligroso pero irresistible.
       
               Dirk Adams es un modificado, un humano con la fuerza y las habilidades de un vampiro. Patrulla en la oscuridad para acabar con los vampiros renegados, pero siente que hay algo mucho más poderoso tras los incansables acosadores que persiguen a Beth.

            Como una pesadilla inimaginable, la única oportunidad de Beth de salvar sus vidas es rendirse ante la desesperada necesidad de Dirk… y combinar ese apetito con el propio.

ORIGEN DE LOS VAMPIROS


                Mac y Lannie Knight viajan a Sudamérica para identificar el cadáver del padre de ella, el doctor Weber, y su ayudante, Burton, que han muerto atacados por un animal salvaje.

            Cuando llegan al laboratorio de Weber, descubrieron que todos los miembros del mismo habían sido asesinados y que los cadáveres Weber y Burton habían desaparecido.

El animal que los atacó era el chupacabras, un extraño animal que se alimenta de sangre animal y que se convierte en piedra por el día.

            Lannie y Marc descubren que el chupacabras convirtió a Weber en vampiros, seres que se alimentan de sangre humana y que mueren desintegrados al contacto con la luz del sol, y que ellos son los responsables de la muerte del resto de su equipo.

            Weber, al darse cuenta de lo que ha hecho, huye al interior de la selva para no asesinar a nadie más, pero Burton rapta al chupacabras y huye a Washington con la intención de asesinar al presidente de los Estados Unidos y hacerse con el poder.

            Mac y Dirk también fueron mordidos por el chupacabras, pero a diferencia de Weber y Burton, no murieron, sino que se curaron rápidamente de sus heridas y se convirtieron en cazadores, humanos dotados de los poderes de los vampiros, que con la ayuda de la Espada del Jinete de la Muerte luchan para eliminar la amenaza vampírica.


ORIGEN DE LA ESPADA DEL JINETE DE LA MUERTE

               
Hace siglos, cuatro hermanos estaban cazando y se encontraron una criatura desconocida en el bosque. Los tres hermanos mayores decidieron volver a casa y dejarla tranquila, pero el pequeño, Erick, pensó que sería divertido cazarlo y sacó su espada.

            La criatura mato a Erick antes de que sus hermanos pudiesen reaccionar y huyó a refugiarse en el bosque. Los hermanos velaron a Erick durante dos días, pero la noche víspera del entierro Erick volvió de entre los muertos en forma de vampiro. Sediento de sangre, mató a varias personas antes de darse cuenta de lo que hacía, quedó horrorizado al ver en lo que se había convertido.

            La gente del pueblo obligó a sus hermanos a matarlo, pero ellos no pudieron hacerlo, y en vez de eso le permitieron vivir escondido en el sótano de su casa, alimentándose de sangre animal.

            Sean, uno de los gemelos medianos, era experto en magia negra, y empezó a buscar la manera de curar a su hermano mediante un hechizo. Como para ello necesitaba la sangre de la criatura, Angus, el mayor, y Ewan fueron a buscarlo. La bestia atacó a los hermanos y dejó a Ewan inconsciente y a Angus casi muerto. Ewan llevó a su hermano preparándose para lo peor, pero en vez de convertirse en vampiro se curó de sus heridas por completo.

            En un principio sus hermanos creyeron que era igual que Erick, pero Angus podía salir a la luz del sol y no se alimentaba de sangre. Entonces, las víctimas de su hermano empezaron a resurgir. Pero a diferencia que Erick, Eran incapaces de controlar su sed de sangre.

            Los hermanos se sentían responsables de lo que ocurría, así que decidieron acabar con los vampiros, y eligieron a Angus para ello, porque poseía una fuerza y habilidades similares. Para ello, Ewan forjó una espada especial con la que cada golpe era certero, y Sean creó un amuleto con la sangre de Erick capaz de brillar en presencia de vampiros.

            Unieron el amuleto a la empuñadura de la espada, creando así la Espada del Jinete de la Muerte.


PERSONAJES


Dirk Adams: protagonista. Antiguo miembro del ejército que fue mordido por el chupacabras y se convirtió en cambiante. Se dedica con sus amigos a exterminar a los vampiros de la ciudad, en especial a Patterson y Harris.

Beth Stavinovski: protagonista. Es la mejor científica de su campo. Está prometida al dueño de Van Horne Technologies, y acaba de ganar el premio Rod O’connor. Se convierte en el objetivo de los vampiros y debe ser protegida por los cambiantes.

Miller Van Horne: es el dueño de Van Horne Technologies y prometido de Beth, veinte años menor que él. Está envuelto en negocios turbulentos con los vampiros, poniendo a su prometida en peligro.

Stuart Meyers: subordinado a las órdenes de Beth. Es secuestrado por los vampiros y accede a colaborar con ellos a cambio de dinero.

John Boehler: jefe de policía de la ciudad. Cada vez que encuentra un cuerpo con mordisco de vampiro llama a los cambiantes para que se encarguen de terminar el trabajo.

Charles Winslow: millonario que proviene de la familia encargada de encontrar a los cambiantes y entregarle la espada del jinete de la muerte. Pone a disposición de ellos su casa y su fortuna.

Julia Penrose: ama de llaves del capitán Winslow. Cree que los cambiantes son simples guardaespaldas, pero un encuentro inesperado con Gem hace que descubra toda la verdad.

Mac Knight: es el único cambiante aparte de Dirk. Está recién casado con Lannie, la hija de Weber, a quien conoció al llevarla en su avioneta al laboratorio de su padre. Ahora se dedica a cazar vampiros con Dirk.

Lannie Knight: es la hija del científico que descubrió al chupacabras y los vampiros. Recién casada con Mac, ayuda en las tareas fáciles a los cambiantes, y tiene como mascota a Gem, una cría de chupacabras que la salvó de ser asesinada por Burton.

Ken Patterson: vampiro del ejército de Burton, huyó cuando los cambiantes asesinaron a su jefe, y está dispuesto a reproducir el veneno del chupacabras para conseguir terminar la tarea de su jefe.

Sheldon Harris: compañero de Patterson, no comparte la visión de él. Su única intención es descubrir una cura para volver a ser humano. Ayuda a Dirk y Beth a cambio de que ella lo intente.

VALORACIÓN PERSONAL

               
La verdad es que me ha parecido una historia de lo más original. Me ha gustado la forma que ha tenido la autora de conectar el mito del chupacabras con la leyenda de los vampiros. La verdad es que le ha quedado genial.

            Dirk es un hombre fuerte, que por todo lo que ha sufrido es incapaz de confiar en la gente, y mucho menos de mostrar sus sentimientos. Pero Beth consigue que cambie.

            Ella es una mujer muy inteligente, pero me da pena porque se conforma con casarse con su amigo, sin haber sentido en su vida la pasión y el amor. Aunque Miles está enamorado de ella y la cuida y la consiente, no ve en él más que a un amigo. Me da pena Miles, porque todo lo que hace después lo hace por despecho. Me ha gustado mucho que Beth haya terminado su relación con Miles antes de pensar en estar con Dirk, es una persona honesta.

            Me ha parecido más una novela fantástica con matices románticos que romántica, aunque esté calificada como tal.  Creo que la trama principal es más la caza de vampiros que la historia de amor en sí. Esto no quiere decir que me haya desilusionado. Al contrario, me ha enganchado de tal manera que anoche estaba leyendo a las cuatro de la mañana porque era incapaz de dejarla a medias.

            Por lo que he podido leer hay una novela anterior, la historia de Mac y Lannie, y una posterior, pero por sí sola es perfectamente inteligible. Aunque os prometo que intentaré conseguir las partes que me quedan por leer.

            Es una novela fácil de leer, adictiva. Me ha gustado un montón.


Puntuación angelical…