9 sept. 2015

Reseña: Atada, de Lorelei James






Título: Atada
Serie: Dominación
Autor: Lorerei James
Editorial: Esencia
Año: 2015
Páginas: 425
Precio: 9'99€ epub/ 17'90€ papel
Enlace de venta: Esencia Planeta


SINOPSIS


Amery Hardwich está tan concentrada en levantar su negocio que apenas tie­ne tiempo para divertirse. Pero cuando Molly, su ayudante, es víctima de un atraco y se apunta a un dojo de jiu jitsu para recibir clases de defensa personal, Amery no lo duda y la acompaña para apoyarla.

Ronin Black, propietario del dojo, se siente tan atraído por Amery que se hace cargo en exclusiva de su forma­ción, tanto en público como en privado. El atractivo y enigmático profesor pone a prueba los límites de la joven desde el principio y, con cada nuevo encuentro amoroso, ella se vuelve más adicta al placer que el sensei le proporciona. Sin embargo, cuando percibe que Ronin le oculta algo, Amery se cuestiona sus sentimientos, a pesar de la innegable excitación que le produce sentirse do­minada por él.


PERSONAJES


Amery: es la protagonista. Tras el atraco que ha sufrido su ayudante, decide acompañarla a aprender artes marciales para poder defenderse. En un primer momento la acompaña como observadora, pero las normas de seguridad de Dojo le impiden hacerlo. Así que con tal de que su amiga no se eche atrás, paga la cuota para asistir. Atraerá la atención directa del dueño del dojo... un hombre atractivo y misterioso que despertará sus apetitos sexuales...

Ronin: es el protagonista. Es el dueño del dojo donde Amery y su amiga van a aprender defensa personal... y por las noches se dedica a hacer exhibiciones de kinbaku y shibary, dos estilos de bondage japonés. Cuando descubre a Amery en una de sus clases, solo quiere tenerla atada... para disfrutar con ella hasta el amanecer.

OPINIÓN PERSONAL


Antes de nada quiero agradecer a la Editorial Esencia por concederme el placer de leer ésta maravillosa novela. 

Ésta es la primera novela de la trilogía Dominación. Amery acompaña a su compañera de trabajo a clases de defensa personal después de que esta sufriese un ataque cuando intentaron robar en el negocio.

En el dojo conocerá a Ronin, sensei y dueño del local, que se tomará su instrucción como algo personal. Las clases de defensa personal darán paso a algo más, y Amery descubrirá junto a Ronin el arte de Shibary, un estilo de bondage japonés.

Pero Ronin esconde muchos secretos y misterios que Amery tendrá que descubrir... aunque lo que descubra termine con su relación.

Como toda primera parte de una trilogía en este libro la autora nos muestra el principio de la relación de los protagonistas y cómo Ronin introduce a Amery en el arte del Shibary. Y como en toda trilogía erótica la relación entre ellos es tormentosa y cargada de secretos.

La diferencia más significativa de esta trilogía respecto a las demás radica en Ronin. No es un multimillonario lleno de traumas, sino el dueño de un dojo un hombre común y corriente que disfruta con un arte japonés.

Lo que más me ha gustado de este libro ha sido que aunque está inspirado en el BDSM, dentro del mismo utilizan el bondage, una de las prácticas más suaves dentro del mismo. Muestra el bondage como un arte, en el que cada nudo, cada giro de cuerda, tiene una función.

Ronin no disfruta con el dolor, sino con ver el cuerpo de Amery enredado en las cuerdas de forma artística. Amery al principio se asusta, pero poco a poco le va cogiendo el gusto a ello.

Ronin es uno de los personajes más eróticos que he leído. Es oscuro, letal, pero con su chica es el hombre más tierno del mundo, y eso me encanta. Su personaje es quizás el que mejor me ha transmitido su personalidad y sus sentimientos.

Amery no es la típica chica débil que se deja manipular, sino una mujer fuerte e independiente que es capaz de mandarlo todo al traste si no le conviene lo que ve. Me gusta mucho su actitud respecto a los secretos de Ronin, y he conectado muy bien con ella.

En cuanto al final, dramático como todos los finales de la primera novela de una trilogía, pero lo que más me ha gustado ha sido que la autora nos ha premiado con la versión de los dos protagonistas, no nos ha dejado ver solo la visión de ella, que es quien narra la historia.

En definitiva, Atada es una de las novelas eróticas que más me han llenado en los últimos tiempos, con escenas tórridas alternadas con momentos de mucha ternura, y salpicada a veces con un poco de misterio.

Puntuación angelical...