3 jun. 2015

Reseña: En busca de un hogar, de Claudia Cardozo





Título: En busca de un hogar
Autor: Claudia Cardozo
Editorial: Romantic Ediciones
Año: 2015
Páginas: 249
Precio: 3'99€
Enlace de venta: A partir del 4 de Julio


SINOPSIS


Londres, 1890. Juliet Braxton es una joven de origen estadounidense que vive en la Inglaterra de fines de la Era Victoriana junto a una abuela de férreo carácter, un tío amable, pero poco apegado, y un primo, por quien siente un profundo afecto fraternal. Su mayor ambición es regresar al que considera su hogar, en donde vivió una feliz infancia. Sin embargo, pese a contar con medios propios para hacer realidad sus sueños, no cuenta con la aprobación de su familia.

Robert, conde Arlington, vive en la tranquilidad del campo con su madre, la condesa viuda, una mujer que muestra adoración por su hijo; lo único que Robert encuentra intolerable es la constante intervención de su madre en su vida, intentando convencerlo de que se case lo antes posible. A él esto no le hace ninguna gracia, y procura mantenerse alejado de cualquier tentación, pero un accidente pone en su camino a Juliet.

Desde entonces, por un motivo u otro, sus caminos parecen cruzarse una y otra vez, y pese a que él hace todo lo posible por ignorar lo que esta joven le inspira, no puede evitar sentirse atraído y buscar su compañía. Ella, por su parte, temerosa de los sentimientos que Robert le inspira, y obsesionada con la vuelta al país que considera su hogar, procura mantenerse alejada... pero el destino les tiene deparadas muchas sorpresas.

PERSONAJES


Robert: es el protagonista. Conde de Arlington, cree ver a un ángel cuando por un descuido se car de su caballo. Pero ése ángel no es otra que Juliet Braxton, una jovencita americana que está pasando unos días en casa de sus vecinos. El destino, o más bien una madre entrometida, hace que se encuentren en varias ocasiones, forjándose entre ellos una bonita amistad. Pero cuando Juliet vuelve a Londres para asistir a su primera temporada social, Robert va tras ella, a pesar de que aún no está preparado para casarse. 

Juliet: es la protagonista. Hija de una dama inglesa y un comerciante americano, debe dejar su hogar en Nueva York para vivir con su abuela materna en Londres. En una visita a la casa de campo de unos amigos de la anciana, salva aun atractivo joven de una caída del caballo. Dicho hombre no es otro que el conde de Arlington, un hombre peligroso para sus propósitos... y su corazón.

Daniel: es el primo de Juliet. Se han criado juntos en casa de la abuela y para ella es como el hermano que nunca tuvo. Es antipático con todo el mundo menos con su prima, a quien trata con dulzura. Pero ese sentimiento que ella considera fraternal, para él no tiene nada de inocente... y está dispuesto a lo que sea para hacer ver a Juliet que lo que hay entre ellos es amor... y no cariño.

Charles: es el mejor amigo de Robert. Segundo hijo sin obligaciones, ocupa su tiempo en los clubes escuchando los chismorreos masculinos. Su sorpresa es mayúscula cuando ve aparecer a su amigo en Londres en plena temporada social, pero cuando descubre el motivo de su viaje le ayudará a proteger a Juliet de los pretendientes indeseados... por su amigo.


OPINIÓN PERSONAL


Antes de nada quiero agradecer a Romantic Ediciones por concederme el placer de leer ésta maravillosa novela. 

Cuando Juliet perdió a sus padres, tuvo que viajar a Londres para vivir allí con su abuela materna y su tío. Aunque le gusta ésta ciudad, está decidida a volver a Nueva York en cuanto tenga 21 años y pueda disponer de la fortuna que le dejó su padre.

Un día en el que pasea por el campo con su primo Daniel ve como un hombre se cae de su caballo, y no duda en socorrerle. Dicho hombre no es otro que el Conde de Arlington, que varios días más tarde convence a su madre para que les invite a tomar el té en su casa, con objeto de agradecerles su ayuda a ambos.

Entre ellos surge una bonita amistad, pero un día en el que Juliet se cuela sin permiso en el despacho de Robert, en vez de enfadarse por la intromisión, él la besa. Tras ese momento, ella debe regresar a Londres para asistir a su primera temporada social, y Robert, aunque siempre ha sentido aversión al matrimonio, va tras ella, deseoso de explorar ese sentimiento que poco a poco se está instalando en su interior.

Pedí ésta novela porque me encantó la sinopsis, y no me he equivocado en absoluto con ella. Ésta es la segunda novela que leo de Claudia Cardozo, y he de decir que me ha gustado tanto como la primera (ver reseña de El hechizo del ángel). La autora sabe cómo adentrar al lector en el Londres victoriano de una manera brillante, hace que sientas que estás realmente en dicha época.

Como en su anterior obra, abundan los diálogos y las narraciones son ricas en detalles de la época y muy fluidas. Sus personajes están dotados de personalidad y carácter propios, y logras conectar muy bien con ellos.

En cuanto a la trama, dentro de la idea general de éste tipo de novelas ha sido muy interesante, dándole un punto original, y el final me ha encantado y emocionado.

Como siempre, los diseñadores de Romantic Ediciones han logrado una portada mágica, tan sencilla pero tan bella a la vez que anima a leer ésta novela. Es un gustazo ver una novela en la que la portada sea atrayente y suave, que en tan pocos detalles logre captar la esencia de una novela, y el equipo de ésta editorial lo consigue con creces.

De los personajes secundarios me ha encantado la madre de Robert, una viuda pizpireta y un poco cotilla que sabe leer a su hijo mucho mejor que él mismo. Me encanta la forma tan sutil que tiene de conspirar contra su soltería, me ha resultado muy gracioso. Animo a Claudia a que algún día se atreva a escribir su historia, creo que es un personaje que va a dar mucho de sí.

En definitiva, ha sido una novela magnífica, a la altura de una autora que a éste ritmo va a dar mucho que hablar dentro de la Romántica histórica, pues no tiene nada que envidiar a las grandes best sellers de éste género.

Puntuación angelical...