22 ene. 2015

Entrevistamos a... Lisa Hughey





La autora superventas del USA Today Lisa Hughey lleva escribiendo romance desde cuarto grado, que fue también el momento en que comenzó a amar las historias de espías. Explorar la naturaleza compleja de una profesión que requiere subterfugios y mentiras la fascina. A ella le encanta combinar sus dos pasiones en la ficción, como se muestra en su serie Black Files Cipher.

El Arcángel Rafe fue su primera incursión en lo paranormal, pero después de pasar tiempo en el Reino Angelical, no será la última. En el fondo, sus siete novelas tratan sobre la dinámica de las relaciones familiares, pero los calientes Arcángeles no hacen daño.

Y recientemente ha estado inmersa en las novelas de la familia Stone, cuatro historias sobre una familia mixta de hermanos y hermanas que tienen mucho más en común de lo que creen. Pero por supuesto que no sólo podría escribir acerca de la familia y el romance. Hay tramas complejas, malos y suspense también.

A Lisa le encanta escuchar a sus lectores y tiene varios lugares en los que podemos conectar con ella, aunque Twitter es su favorito .

Siga Lisa en Twitter @lisahughey
Visita Lisa en la Web lisahughey.com
Su grupo de blog,  Plumas Fatales
Email Lisa lisahughey@pacbell.net
Sé amigo de Lisa en Goodreads Goodreads/lisahughey
Al igual que Lisa en Facebook en Lisa Hughey: Mis Libros


¿Quién es Lisa Hughey y cómo surge el ser escritora?


Lisa Hughey es madre, esposa, voluntaria y una ávida lectora. Empecé a escribir en el tren, mientras iba y volvía del trabajo en San Francisco, cuando mi hijo era un bebé. Por aquel entonces era sobre todo una afición que me encantaba, algo que hacía solo para mí, pero cuanto más escribía más me enamoraba del proceso, hasta que por fin empecé a escribir para publicar.

¿Cuántos libros has escrito?


He escrito unos veinte manuscritos, pero solo trece se han publicado. :)

Eres una autora superventas de USA Today. ¿Cuándo lograste entrar en la lista de los más vendidos?


Conseguí entrar en la lista de los más vendidos como parte de una antología publicada junto con otros autores en octubre de 2014.

¿Cuántos libros has vendido?


Es una pregunta difícil, ya que tengo libros a la venta en varias librerías de muchos países, pero en total serán unos doscientos mil (sin contar las antologías de autores múltiples en las que he participado), posiblemente más. Normalmente estoy demasiado ocupada escribiendo para ver cómo van las ventas.

¿Eres una escritora autopublicada? ¿Has trabajado alguna vez con alguna editorial?


Soy una “indie”, una escritora autopublicada. Al principio de mi carrera buscaba un editor para publicar mis libros en papel, pero mi primer libro, un thriller,  no se ajustaba exactamente a una categoría y desgraciadamente no se vendió bien, así que decidí seguir adelante yo sola autopublicándome. Una vez que empecé mi propio negocio, me encantó la idea de poder controlar todo el proceso.

¿Te encasillas en un género literario o navegas por varios de ellos?


Todo lo que escribo tiene un elemento romántico, pero a parte de eso no hay ningún otro límite. Escribo thrillers románticos, novelas de suspense romántico, romántica paranormal, romántica contemporánea e incluso he escrito algo de erótica bajo seudónimo.

¿Crees que la literatura romántica está peor valorada que otros géneros?


Creo que siempre habrá gente que desprecie la romántica. Francamente, lo siento por ellos. ¿Es que hay algo más maravilloso que enamorarse? Y creo que la romántica le da poder a la mujer. No me importa si hay quien cree que la romántica es menos importante, porque las lectoras de romántica son las fans más increíbles del mundo, y mientras ellas estén contentas con lo que escribo, yo también lo estoy.

¿Si te preguntase por una razón para empezar a leer tu obra, ¿qué me dirías?


Escribo sobre mujeres fuertes que encuentran a hombres fuertes para que sean sus compañeros en la vida y en el amor. Una relación romántica sana se define por dos personas que aman tanto los puntos fuertes como los débiles del otro. En última instancia, mis novelas tratan del poder del amor, junto con una buena dosis de suspense.

¿Cómo y cuándo decides que una idea en tu cabeza se corresponde a una serie de novelas?


Por lo general surge con una pequeña idea, algo así como “¿Qué tal si?”. Empiezo a pensar en cuál sería la respuesta a esa pregunta y luego, poco a poco, voy construyendo el mundo de la historia para toda la serie. Me encantó escribir las novelas de la Familia Stone y explorar las diferentes personalidades de los cuatro hermanos, pensando mucho en cómo respondería cada uno de los hermanos ante las situaciones y en cómo se harían adultos en base al orden de nacimiento y a la atención recibida de su padre. Esta serie trata realmente de la familia y del amor.

¿Qué tan difícil es para ti poder escribir una historia después de la idea inicial?


Hay partes que siempre resultan difíciles. Lo curioso es que la parte difícil no es la misma todas las veces. A veces es el personaje lo que te causa dificultades, a veces es la trama, a veces el proyecto va tremendamente lento y las revisiones van como un relámpago y a veces es al contrario.

¿Qué sientes cada vez que pones la palabra “Fin” en una novela?


¡Euforia! :)

Tras el boom comercial de 50 sombras de Grey, la novela va a ser llevada al cine. ¿Sueñas con ver alguna vez un libro tuyo en la gran pantalla?


Me encantaría que mi primer thriller, “Blowback”, se llevara a la pantalla grande.

Acabas de aventurarte en el mercado español traduciendo con Authors Area tu serie de novelas sobre la familia Stone. Háblanos un poco sobre ella.


Estoy muy emocionada ante el hecho de que mis novelas se traduzcan al español. Estuve sopesando muy cuidadosamente con qué idioma empezar y al final decidí empezar con el español. Hay muchos hispanohablantes en el mundo y creo que el mercado está listo para crecer. Trabajar con Authors Area ha sido una delicia.

¿En qué te inspiraste para crear estos personajes?


Había estado pensando en hacer una serie de libros basados en una familia. Es interesante estudiar las dinámicas familiares, así como la forma en que se desarrollan las relaciones. Ya había empezado a trabajar en la historia de Jess. Me encantaba la idea de una mujer francotiradora. La ambientación en “Corazón helado” está inspirada libremente en Haití después del terremoto. Había leído algunos relatos fascinantes de los cooperantes que me habían llevado a plantearme la famosa pregunta “¿Qué tal si?” el líder de mi país inventado se estuviera apropiando de los fondos de ayuda para su propio beneficio. Y a partir de ahí construí el esqueleto de la historia de Jess y Colin.

¿Alguno de ellos tiene algo de ti o te reflejas en alguno de ellos?


Todos los escritores ponen algo de sí mismos en su trabajo. Me gustaría poder decir que yo en otros tiempos había sido francotiradora, pero mentiría :). Los libros de la Familia Stone se centran mayormente en los esfuerzos filantrópicos. Mi hija y yo hemos trabajado como voluntarias en la zona donde vivimos a través de una organización maravillosa que nos dio la oportunidad de dedicarnos a varias obras benéficas. Tuve la posibilidad de conocer muchas iniciativas filantrópicas distintas que llevan a cabo una labor increíble, y me encantaba la idea de destacar una de esas iniciativas en cada libro. Sin embargo, me gusta el suspense, tanto leer como escribir obras de suspense, así que por supuesto también acabé escribiendo una trama de suspense.

Danos un pequeño adelanto de “Corazón helado”, el primero de tus libros traducido al español.


Ahí va la primera escena: 
Al atardecer, Jess Stone yacía tumbada boca abajo encima de una montaña de escombros de seis metros de alto procedentes de una iglesia derribada, debajo de una lona negra y gris que simulaba un paisaje urbano y que pretendía camuflar su posición. Un cascote afilado se le estaba clavando en la parte inferior de la caja torácica y tenía pegado a la cara el visor del Remington M24, frío y familiar.
Su atuendo habitual, formado por vaqueros, zapatillas deportivas y camiseta negra lisa, hacía que pareciera simplemente un miembro más del personal humanitario, anónimo y de paso... y en realidad era así. Una gorra de béisbol negra ocultaba su característica melena rubia con mechas. La mascarilla de papel la protegía del polvo contaminado de los edificios destruidos, pero poco podía hacer para mantener a raya el hedor nauseabundo de los cuerpos en descomposición.
Los tanques retumbaban a través de la ciudad costera arrasada, advirtiendo a los ciudadanos a través de los sistemas de megafonía que permanecieran en sus casas, que estaba en vigor el toque de queda. La amenaza parecía una broma. El noventa por ciento de la población de la ciudad se había quedado sin casa, y a los que aún la tenían les aterraba la idea de volver a ella. Inmersos en el aire fétido y cargado de humedad, los campamentos de tiendas que habían levantado en los parques y en la playa parecían hormigueros en los que pululaban masas de heridos y damnificados.
La construcción deficiente de aquel pequeño país nunca había podido resistir la fuerza desatada de la madre naturaleza. Los edificios se habían desplomado como si fueran construcciones de juguete, dejando paredes de hormigón desmoronadas con armaduras de acero retorcidas que asomaban de las ruinas de bordes irregulares como manos esqueléticas.
Sentía el calor abrasador del día tropical a través de sus ligeras aunque resistentes ropas, atrapado en los fragmentos de hormigón esparcidos por el suelo. El hedor de las aguas residuales que discurrían en regueros por las calles dominaba por encima de la brisa del océano cargada de sal. La gente, cubierta de polvo de los edificios y restos humanos, avanzaba arrastrando los pies con la mirada perdida en el vacío. Dos semanas después del terremoto, aún estaban en estado de shock, con sus vidas diezmadas primero por la naturaleza y luego pateadas y golpeadas por la ineficacia de un sistema de ayudas deficitario.
Cientos de organizaciones humanitarias trabajaban con la población, redoblando los esfuerzos y sin embargo incapaces de cubrir las necesidades en otras áreas. El Gobierno intentaba ostensiblemente coordinar los esfuerzos, pero el caos masivo era innegable.
A través de la mira Leupold Ultra M3 fija, Jess seguía los movimientos de Henri Le Roy, líder del pequeño país, violador de los derechos humanos y de la dignidad y un ser humano despreciable.

¿Cuando podremos disfrutarlo?


“Corazón helado” debería salir a la venta a principios de febrero en las principales librerías online.

¿Planeas adentrarte más a fondo en el mercado español?


En un momento dado me encantaría traducir todos mis libros en español. De momento estamos trabajando en las cuatro primeras novelas de la Familia Stone.

Gracias por todo, Lisa. Ha sido un placer y un honor entrevistarte, y espero que pronto seas tan conocida aquí como en USA. Esperaré ansiosa tener en mis manos Corazón Helado. Un beso y hasta pronto.


Crystal, muchas gracias por entrevistarme. Espero que disfrutes leyendo “Corazón helado” tanto como yo disfruté escribiéndola.

Un saludo


Lisa