8 ago. 2014

Reseña: El jardín olvidado, de Kate Morton







Título: El jardín olvidado
Autora: Kate Morton
Título original: The Forgotten Garden
Traductor: Carlos Schroeder
Editorial: Círculo de lectores
Nº páginas: 550
ISBN: 9788467246469

Sinopsis


Una niña abandonada en un embarcadero un año antes de que estalle la Primera Guerra Mundial; la revelación a una joven del secreto sobre su verdadera ascendencia; la herencia de una espléndida y misteriosa finca en la costa salvaje de Cornualles... Estos son los puntos de partida de una historia inolvidable que evoca la gran novela victoriana, los cuentos de hadas y los relatos de intriga.



Opinión Personal


Al leer la sinopsis vi que tenía todo lo necesario para gustarme. Podría decirse que es mi tipo de libro. Pensé encontrar una historia llena de secretos y una especie de saga familiar. Que estuviera ambientado en la época victoriana era suficiente para que me llamara a la atención. Pero una vez que he despejado mis que aceres diarios, me he lanzado a por él y me alegro de haberle hecho caso a mi sexto sentido porque El jardín olvidado es un libro muy especial.

No se muy bien en que género encajar esta novela tiene pinceladas de varios géneros. Tiene misterio, pero no la típica intriga de quién mato a quién. Tiene romance. Y ante todo es una historia sobre la familia, sobre lo importante que son los lazos familiares, conocer nuestro pasado y descubrir nuestra identidad.

El jardín olvidado comienza en 1913 con una niña abandonada en un barco rumbo a Australia. Apenas puede recordar nada de su pasado, pero lo último que le llega a su memoria es que una misteriosa dama, la Autora, le ordena que se esconda, que no le diga a nadie su nombre y que ella volverá pronto a recogerla. Sin embargo, nada de eso ocurre y la niña estará sola durante toda la travesía. Años después, la pequeña ha sido adoptada por una familia que la trata como a una hija, le dan un nombre, Nell, y le ocultan la verdad. El día en el que cumple 21 años le revelan el secreto y su vida cambia para siempre.

Por otro lado, avanzamos al 2005, donde la nieta de Nell, Cassandra, descubre el secreto de su abuela y se dispone a averiguar por qué la abandonaron en el barco arrancándola de su verdadera familia.

Al principio no os voy a negar que me mareó un poco tanto cambio de fecha de un año a otro adelante y atrás en el tiempo. La historia no paraba de moverse de una época a otra y de forma desordenada, pero la verdad es que aunque al principio descoloca, después se le coge el truco rápido.El jardín olvidado también guarda algo de magia entre sus páginas, tiene un toque de cuento de hadas. Y esto es gracias a la historia de la época victoriana, en la que un personaje, Eliza, escribe unos cuentos que vamos a encontrar salteados por la narración y además de ser preciosos, tienen mucho significado con la historia que se cuenta. No son innecesarios, están ahí por algo y si sabemos leer entre líneas nos pueden adelantar algo de la trama principal.

Sin dudarlo y como suele pasar en este tipo de libros, la historia del pasado, la que cuenta la parte de 1900 a 1913 es la más interesante y la más potente de todas las del libro. Decir que esta parte me ha encantado, es quedarse corto. Es tan magnética, tan bonita y triste que resulta fascinante el leerla. Además para mí los personajes más interesantes y más trabajados de toda la novela están en esta parte.

Justamente lo que me ha fallado un poco de la novela es que los personajes del 2005 destacan poco. Cassandra está demasiado aletargada para interesar de verdad, aunque después sepamos por qué es así, y todos los personajes que la rodean son un tanto planos. La historia de Cassandra resulta bastante típica.

La ambientación de la novela es excelente. Pasamos del sucio Londres de 1900 a las costas de Cornualles. La verdad es que me han dado muchas ganas de tener una casita al lado del mar y un jardín donde comer manzanas doradas.

El libro tiene un ritmo pausado y se toma su tiempo, pero a mí no se me ha hecho aburrido en ningún momento. Kate Morton escribe de una forma sencilla y lo hace bien. Pone los diálogos adecuados, las descripciones adecuadas. Todo es muy correcto. Lo importante en este libro es la potente historia que hay detrás y la autora no pone demasiados adornos en su narración.

No os voy a negar que la parte del pasado de El jardín olvidado me ha llegado mucho y sin duda voy a leer algo más de Kate Morton porque ha sabido conquistarme.

En definitiva, es un libro que recomiendo totalmente. Con una historia maravillosa uniendo a tres generaciones distintas con una narración perfecta, con todo en su justa medida. Totalmente recomendable para aquellos que les gusta las sagas familiares. Y a aquellos que no habéis leído nada de Kate Morton, os animo a que leáis algo de ella, no os defraudará.


Sobre la Autora






  Kate Morton creció en las montañas del sudeste de Australia, en Queensland. Posee títulos en arte dramático y literatura inglesa y es candidata doctoral en la Universidad de Queensland. Vive con su esposo e hijos en Brisbane. 

Su primera novela, La casa de Riverton, se publicó con enorme éxito en 38 países, alcanzó el número uno en muchos de ellos y lleva vendidos más de dos millones de ejemplares en todo el mundo. El jardín olvidado, con unas ventas que superan los cuatro millones de ejemplares, supuso la consolidación absoluta de esta espléndida autora y le granjeó el reconocimiento masivo de la crítica y los lectores. 

Las horas distantes es su tercera novela; publicada simultáneamente en Australia, Gran Bretaña y Estados Unidos, se convirtió de inmediato en un bestseller. 

Su última novela, El cumpleaños secreto (2013) ha sido publicada bajo el sello editorial Suma de Letras. 



Próxima reseña Las Horas Distantes, que ya lo tengo en la estantería pidiendo paso.


Puntuación Angelical: