4 ago. 2014

Autora del mes: Kris Pearson





Buenos días, mis ángeles. He decidido que la autora del mes de Agosto sea Kris, por muchas razones. La primera de ellas es que me he enamorado de su forma de escribir. Sus obras son maravillosas y con las dos que he leido se me ha caído la baba por el protagonista y alguna que otra lagrimilla por la historia en sí. Y en segundo lugar porque creo que no tiene todo el reconocimiento que merece.

BIOGRAFÍA


Creció rodeada de huertos en Hastings, Nueva Zelanda, y toda su vida ha sido escritora. Su primer trabajo fue de redactora en la radio. Luego hizo un viaje a Italia con dos amigas y asistió a la Universidad para Extranjeros de Perugia.

Conoció a su marido cuando ambos trabajaban en televisión. Al ser la más nueva de su departamento, le asignaron una de las dos mesas situadas al fondo, detrás de los archivadores. La otra mesa la ocupaba un fascinante director de telenoticias. El romance floreció detrás de su barricada. Un día se llevaron el almuerzo al huerto botánico, se quedaron dormidos al sol y volvieron corriendo al trabajo con horas de retraso y las caras terriblemente quemadas por el sol. Todo empezó así de fácil. No es de extrañar que sea una escritora romántica...

Desde entonces, trabajó durante años en varias agencias de publicidad y luego se convirtió en directora de publicidad comercial. En la actualidad, en un escenario completamente diferente, posee junto a su marido su propia empresa de decoración.

ENTREVISTA


-          ¿Cómo se define usted como escritora?

KP: Mi estilo es directo, sin aires de grandeza ni palabras rebuscadas. Sin pretensiones literarias. Escribo para entretener, tanto a mí misma como a mis lectoras. Siempre me han gustado las palabras y la gramática.

-          ¿Cuándo comenzó a escribir?

KP: Yo era una de esas niñas que disfrutaban participando en los concursos de la emisora de radio local. A menudo se trataba de reseñas de libros que podían leerse en directo. A los ocho o diez años de edad ya era una visitante asidua de la emisora. Mientras mis amigas practicaban deportes, yo me divertía escribiendo cosas y disfrutaba siendo un poquito famosa.

-          ¿Qué escritor ha marcado su carrera?

KP: Creo que debería elegir a Robyn Donald, que es alguien a quien probablemente usted no haya oído nombrar jamás. Robyn es una autora muy prolífica que escribe para Harlequin y Mills and Boon, una neozelandesa que ha publicado alrededor de cien novelas. A lo largo de los años ha participado a menudo como ponente en los congresos de escritoras románticas de Nueva Zelanda, y ayuda y anima mucho a las escritoras jóvenes.
A mí solía interesarme mucho la ciencia ficción y leía mucha. Qué sorpresa, ¿verdad? Así que gente como Arthur C. Clarke e Isaac Asimov me llevaban a otros mundos.
En cuanto a los escritores que me gusta leer hoy en día, desde luego voy a citar a Lisa Kleypas y Kristin Higgins. Si pudiera tener una carrera como la de cualquiera de ellas estaría contenta.

-          ¿Existe alguna técnica que utilice a la hora de escribir?

KP: Escribo tal como me va saliendo. No soy planificadora por naturaleza. Mi cabeza despega en la dirección que quiere y por ahí es por donde va la historia. Siempre tengo la historia terminada en la cabeza antes de empezar, pero no con todos los detalles. A veces ocurre algo que altera uno de los hilos de la trama. Por ejemplo, ahora estoy escribiendo otra novela sobre un jeque, y anoche mi pícaro jeque se inclinó y besó a mi heroína en la nuca cuando no me lo esperaba. Esto llevó la primera escena de amor mucho más lejos (¡lo cual no es malo!)
Siempre hago un collage que cuelgo de la cortina que hay al lado de la mesa del ordenador. Esa pobre cortina vieja está llena de agujeros, así que ahora mismo no tengo más que mirar a mi lado y veo escenas del desierto y a mis protagonistas. Te voy a mandar una foto mía en mi despacho para que te puedas reír a gusto viéndolo. Mi marido, que es muy travieso, estaba husmeando con su cámara.
Siempre tengo una hoja de papel para cada libro. A la izquierda hago una lista con los capítulos y el número de la página en la que empiezan y terminan, y a la derecha pongo los personajes y las cosas que necesito recordar acerca de ellos. Ojos azules, cicatriz en el pómulo, etcétera. Y el número de palabras que escribo cada día. Es mucho más rápido que mirarlo todo en el ordenador, y ver ese recuento a mi lado me pone las pilas...

-          Cuando escribe, ¿leer a otras autoras de su mismo género literario es positivo o negativo para su obra?

KP: ¡Buena pregunta! Leo sobre todo novela contemporánea, así que debería decir que es positivo. Si me encuentro con algo maravilloso, me inspira a intentar escribir también yo, y si encuentro algo escrito horriblemente, hace que decida hacer las cosas mucho mejor que ese autor.

-          ¿Cómo descubrió su pasión  por la escritura?

KP: Nadie pudo pararme jamás. Cuando tenía doce años, me pasé todas las vacaciones escolares escribiendo la historia de mi vida: un cuaderno entero. Probablemente era una niña bastante rara. También escribía un libro de poemas para el cumpleaños de mi madre cuando tenía unos catorce años. Probablemente era el destino el que me llevó a conseguir mi primer trabajo como redactora publicitaria en la emisora de radio donde solía leer las reseñas de libros.

-          ¿A qué público van dirigidas sus obras?

KP: A veces me sorprende bastante. Esperaba escribir romántica pura, pero al parecer he caído en una brecha a medio camino entre la romántica y los libros sueltos. Lo que quiero decir con esto es que mis historias por lo general abarcan algo más que eso de chico conoce a chica, hay problemas, los problemas se resuelven y hay un final feliz. Recibo correos electrónicos de hombres a quienes les han gustado mis libros. Creo que eso es porque no escribo historias extremadamente angustiosas y emotivas. Yo misma no soy muy angustiosa ni emotiva, simplemente me gusta superar las cosas. Así que tengo un público más amplio, formado no sólo por lectoras de romántica, pese a que cualquier persona a quien le guste la novela romántica debería disfrutar con las mías.

-          ¿Qué siente cuando se enfrenta al folio en blanco que ha de convertirse en el relato de una historia de amor? ¿Y cuando aprieta la tecla que marcará su punto y final?

KP: Bueno, por lo general la historia ya lleva un tiempo dando vueltas por mi cabeza antes de afrontar el folio, así que siempre es un placer para mí encontrarme con los personajes y traerlos a la vida, incluso a veces es un alivio, porque han estado luchando para salir a la luz. Escribir “Fin” me da una sensación de tristeza y de triunfo a la vez. Siempre es estupendo terminar de escribir un libro, pero es curioso lo que llegas a encariñarte con tus personajes, y eso significa dejar atrás a buenos amigos cuando has terminado su historia.

-          Entre todos los protagonistas masculinos de sus novelas, ¿hay alguno por el que sienta predilección?

KP: Me gusta Nick, de “Resistiendo a Nick”. ¡Fue muy difícil resistirse a Nick! Estaba inspirado en un chico al que conocí cuando era adolescente, aunque nunca hablé con él. Era uno de esos chicos malos tan carismáticos. A menudo me he preguntado qué habría sido de él, y al final me inventé una vida para él. ¿Acaso es terrible admitirlo?

-          Sus protagonistas femeninas son mujeres luchadoras por naturaleza. ¿Son un reflejo de usted misma?

KP: Soy bastante eficiente y decidida. Mi anterior experiencia profesional fue ideal para una autora independiente, porque fui gerente de publicidad de una cadena de grandes tiendas de muebles durante veinte años. Era como ser una agencia publicitaria formada por una sola persona: yo lo hacía todo, desde poner los anuncios en la prensa hasta dibujar muebles y organizar las sesiones de fotos. Todas correcciones... producir todos los anuncios de radio y TV... Tienes que ser capaz de hacerlo todo tú sola.

-          ¿Cómo es un día normal en su vida?

KP: Empieza con una taza de agua caliente en la cama mientras miro las noticias en la tele y mi marido se ducha. Luego me trae un café y finalmente tengo que levantarme. Entre los dos tenemos una empresa e instalamos cortinas, persianas y cosas de este tipo. La mayoría de los días nos los pasamos en la furgoneta y subiendo y bajando de las escaleras de mano. Conocemos a mucha gente y vemos algunas casas preciosas. Sin embargo, ahora estamos en una posición en que podemos dedicarnos menos a esto y yo puedo escribir más. No podría escribir por las mañanas ni aunque quisiera. De media tarde hasta medianoche es cuando mi musa entra en acción, y en un momento dado también tengo que preparar la cena y hacer las cuentas del día. Tenemos un jardín bastante bonito, al que también dedico parte de mi tiempo.

-          ¿Cuándo podremos disfrutar de otra de sus novelas en español?

KP: Muy pronto, al parecer. Mi traductora dice que ya casi ha terminado la historia de Nick, así que una vez que me entregue la versión final la voy a publicar en seguida. La portada ya está lista y publicar un libro electrónico es muy rápido. Espero que les guste Nick. Tiene un montón de excelentes críticas en Amazon y a mí me encanta saber que a la gente le gustan mis libros. En la actualidad tengo uno de mis primeros libros gratis en todo el mundo, y se están descargando miles de copias de las estanterías virtuales . ¡Es una sensación estupenda!

Nada más que añadir, salvo que estoy completamente enamorada de su obra y que estoy ansiosa por recibir la siguiente para reseñarla en el blog. Es un auténtico placer contar con su compañía en mi pequeño mundo literario. Un besazo enorme.

KP: ¡Gracias! Me gustaría poder enviarle también todos los libros en inglés, pero no sé si entonces tendría que utilizar Google Translate, y sus traducciones son tan ridículas... ¡Ya es lo suficientemente malo tener que utilizarlo para traducir los mensajes de Facebook, y eso que no son más que unas líneas, imagínese un libro entero, imposible!
Ha sido estupendo hablar con usted.

BIBLIOGRAFÍA


Traducidas al español:


  • La cama del constructor de barcos ver reseña en nuestro blog: Un día de viento... un letrero que sale volando... un golpe terrible. Sophie Calhoun no sabe cómo va a poder pagar los daños causados a un coche tan lujoso. Ya tiene problemas de liquidez y está luchando para lanzar su nuevo estudio de interiorismo y poder traerse a su hija a vivir con ella. Sólo unos pocos días la separan del desastre.
    Del elegante Jaguar negro se baja furioso el magnate de los superyates Rafe Severino, echando humo y... guapísimo, buscando desesperadamente un decorador de alto nivel para su espectacular casa nueva junto al puerto.
    Sophie teme que el contrato de sus sueños dependa de que ella esté dispuesta a pasar por la cama del constructor de barcos. Por mucho que intente escapar, él siempre está ahí, implacable e irresistible. Sabe que lo que él quiere no es una madre soltera angustiada, pero cada vez resulta más difícil ocultar la existencia de su hija al hombre del que se está enamorando. Si descubre sus mentiras, Sophie lo perderá todo al instante.
    ATENCIÓN: Contiene un hombre decidido de piel dorada que sabe mucho de barcos, cuerpos y sábanas.
  • Zona prohibida ver reseña en nuestro blog: Jetta Rivers ha heredado la mitad de una casa, pero tiene un gran problema: tiene que compartirla con el otro copropietario, Anton Haviland, pero los hombres la aterrorizan por culpa de su pasado.
    El guapísimo Anton es un arquitecto sexy y seguro de sí mismo, y podría ser exactamente el hombre que necesita Jetta para superar el miedo que la paraliza.
    Pero, ¿podrá permitir que se le acerque lo suficiente? ¿Y querrá él hacerlo?
    Un desastre a medianoche no le deja otra opción a Jetta, cuando él la arrastra a la única cama que queda en la casa dañada.
    La horroriza descubrir lo mucho que desea al hombre que tiene planeado echar al suelo su herencia.
    Anton se queda igual de sorprendido cuando su compañera de casa, que tan mal carácter tiene, intenta seducirle.
    ATENCIÓN: Contiene un hombre ambicioso de corazón tierno y cuerpo de infarto, y una improbable seductora con una antigua copia de ‘El placer del sexo’.


En inglés


  • Resisting Nick (Resistiendo  a Nick)Nick Sharpe posee una cadena de gimnasios. Tiene dinero, ambición y un cuerpo perfecto, pero acaba de descubrir que es adoptado y nunca se lo habían dicho. Para empeorar las cosas, su asistente personal le ha dejado casi sin preaviso. De repente, tanto su vida profesional como personal están patas arriba... y entonces el destino le envía a Sammie. 
    Sammie Sherbourne sólo necesita un trabajo temporal hasta que llegue su pasaporte, y luego se irá a ver mundo. Lo último que quiere es convertirse en una de las muchas conquistas de Nick. Pero Nick es atractivo y está sufriendo, y Sammie sabe que ella podría tener la clave de su verdadera identidad. Esto es muy tentador para una chica con un corazón tan tierno.
    ATENCIÓN: Contiene juegos sexy en la cama, el cuarto de baño y el balcón.
  • More than the Money
  • Christmas Holiday Husband
  • Her Man with Iceberg Eyes
  • Taken by the Sheikh
  • The Wrong Sister
  • Seduction on the Cards
  • Ravishing Rose
  • Five Short Romantic Reads
  • Their Wildest Dreams