9 jul. 2014

Reseña: Pídeme lo que quieras, ahora y siempre, de Megan Maxwell








Título: Pídeme lo que quieras, ahora y siempre
Autor: Megan Maxwell
Editorial: Booket
Año: 2014
ISBN: 978-84-08-12740-6
Páginas: 432
Precio: 6'95€


SINOPSIS


Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa.

Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Munich. Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él.

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre es una intensa historia de amor, plagada de fantasías sexuales, morbo y erotismo, en la que los protagonistas hablan cara a cara con la pasión.



PERSONAJES


Eric: dueño de una multinacional alemana. Está muy enamorado de Judith, pero sus celos enfermizos hacen que rompa con ella. Ahora, en frío y tras haber pensado detenidamente en ello, se ha dado cuenta de que se ha comportado como un imbécil y quiere recuperarla a cualquier precio.

Judith: es la protagonista. Trabajaba en la empresa de Eric y tras su ruptura, se despide y se pone a trabajar en la ciudad donde nació de camarera en un pub, mientras intenta olvidar al amor de su vida sin mucho éxito.

Andrés y Frida: pareja felizmente casada, amigos de Eric, con quien comparten a menudo sus juegos swingers. Frida se convierte en la mejor amiga de Judith, y no duda en hablar con ella para que vuelva con Eric.

Björn: es el mejor amigo de Eric. Swinger como él, no duda en compartir juegos con él y Judith, siempre respetando su relación y apoyándola en todo momento.

Flyn: Sobrino huérfano de Eric. Acostumbrado a tener a su tío para él sólo, cuando llega Judith a vivir con ellos no le pone las cosas nada fáciles, pero poco a poco se da cuenta de que ella no quiere sustituirle en el corazón de su tío, sino acogerlo en el suyo también. 


RESUMEN


Después de que Eric la dejase por culpa de Betta, Judith intenta rehacer su vida. Para ello vuelve a casa de su padre y se pone a trabajar como camarera en un Pub.

Tras muchos ruegos y demostraciones de su amor, Eric consigue que la joven vuelva con él y decida irse a vivir a Alemania. Allí conoce a Flyn, el sobrino de Eric, que es desagradable con ella y le gasta infinidad de trastadas. Pero a partir del accidente que Judith tiene por una de esas trastadas el niño, arrepentido, le pide perdón y cambia su actitud, volviéndose inseparables.

La vida entre Eric y Judith continúa en armonía, con sus altibajos y peleas, pero llena de amor y felicidad. Hasta que un accidente de Flyn y el descubrimiento de varios secretos inocentes que Judith tiene, Ponen en peligro su credo "Ahora y siempre".

OPINIÓN PERSONAL


Antes de nada quiero agradecer a la Editorial Booket el envío de ésta maravillosa novela que me moría por tener entre mis manos.

Esta es la segunda novela de la trilogía "Pídeme lo que quieras" de Megan MAxwell. Aquí os dejo el booktrailer, igual que en la primera parte, Pídeme lo que quieras (ver reseña)


Tras la reconciliación después de su ruptura, Eric y Judith trasladan su historia de amor a Alemania. Allí la historia tiene varios matices. Por una parte tenemos los intentos incesantes de Judith de ganarse al sobrino de Eric, un pequeño que el único amor que recibe es el que le brinda su tío. Por el miedo de que su tío deje de quererle por culpa de Judith, el niño la ignora y le hace muchas trastadas. Pero me he enternecido cuando el pequeño demonio le pide disculpas a Judith por su comportamiento.

Por otra parte tenemos la tormentosa relación entre Eric y Judith. Aunque se adoran, y lo demuestran, en todo el libro no paran de discutir y reconciliarse. Y menudas reconciliaciones... Los celos, los miedos y el temperamento les van a jugar muy malas pasadas... que tendrán un toque de simpatía con las caídas a lo español de Judith.

Me han encantado los encuentros entre Judith y Betta ¡Ole ahí el temperamento español! Ella le da sólo un par de tortas... yo le habría dado unas cuantas más.

El sexo, como en la anterior novela, está patente a lo largo de toda la obra, muy explícito pero sin llegar a ser vulgar. Se alternan relaciones entre la pareja con sus juegos Swingers, que como siempre muestran el respeto, el amor y la protección de Eric hacia Judith.

En cuanto al final, he sufrido mucho por Eric y Judith. Eric, con su comportamiento frío y distante, que no es otra cosa que su manera de protegerse contra el dolor, y Judith, con su cabezonería, que a pesar de ver que Eric la quiere y le pide perdón de mil maneras distintas, no da su brazo a torcer.

Ya sé que todas estáis enamoradas de Eric, pero yo me decanto por Björn. Es guapo, divertido, tierno, fiel, leal, educado... ¡lo tiene todo! Y ya me ha dicho un pajarito que MEgan le ha dedicado un libro enterito para él... ¡estoy deseando leerlo!

Puntuación angelical...