6 jun. 2014

Reseña de El gen, las ruinas de Magerit, de Covadonga González-Pola





Titulo: El Gen. Las ruinas de Magerit
Autora: Covadonga González-Pola
Edición:  Mundi Book Ediciones
Año: 2014
ASIN: B00H79F3YU
Páginas: 334
Precio: 2'02
Enlace de venta:  Amazon

SINOPSIS


Sobrevivir al fin del mundo es algo tan cruel como paradójico. ¿Qué sucedería si la Humanidad se viese destruida por culpa de su propio poder, qué pasaría si finalmente todo el progreso acumulado y el egoísmo de las personas por conseguir su propio bienestar se viesen revertidos, y acabasen con nosotros tan rápidamente como podemos chasquear los dedos? 

“El fin”, es lo que la mayoría de la gente diría. “Se acabó”, y, a pesar del dolor, no habrá más que llorar hasta que llegue, pues no habrá un mañana. El problema, en nuestro caso, fue que sí hubo un mañana, bajo un sol más gris y más lejos de nosotros, diezmados, agotados, hambrientos y enfermos porque nos tocó seguir en un mundo que ya no debería existir. Hasta los planes del mismísimo Anticristo pueden salir mal.

Esta novela nos sitúa en la supervivencia de la distópica ciudad de Magerit, una ciudad creada a imagen de Madrid que, tras sobrevivir al Fin del Mundo, se ve convertida en la única esperanza de la Humanidad por salir adelante.

En medio de un caos aprovechado inteligentemente por los poderosos para establecer una cruel dictadura, surge un rayo de esperanza: un grupo de niños, señalados por una marca blanca en el costado y que parecen haberse adaptado a las nuevas condiciones de la ciudad, volviéndose más diestros y poderosos. Guiados por un misterioso líder conocido como El Bávaro, plantan cara al poder establecido para tratar de dar a los seres humanos una última oportunidad de sobrevivir. 

Con la lucha por el control del metro como única vía de acceso a la ciudad y una guerra por la posesión de los últimos pozos de agua como hilo conductor, conoceremos las vidas de estos niños marcados como elegidos, cuyos poderes van de la mano de sus diferentes personalidades.

PERSONAJES PRINCIPALES


Neith: es una chica de 19 años que viaja con su hermano desde el campo a la ciudad de Magerit cuando de da cuenta de que ambos poseen el gen que les hará más resistentes a los cambios climáticos producidos desde El Martes. Está desarrollando el poder de la empatía, es decir, la joven siente los sentimientos de las personas que están a su alrededor. 

Keith: es el hermano menor de Neith. Aunque sólo tiene 16 años, se siente responsable de su hermana. Como ella, ha viajado a Magerit con la esperanza de que El Bárbaro les de cobijo, y cuando se encuentra dentro de su comunidad decide que quiere hacerse cargo de los reconocimientos de las paradas de metro, aunque para eso tendrá que ganarse la confianza de todos. 

Shidiam: es la prima de Keith y Neith. Ella vive en la ciudad con la banda de El Bárbaro, y es quien le dice a sus primos que vuelvan a la ciudad si encuentran la marca. Desde que su amigo Yves murió, se ha vuelto algo retraída, y está empeñada en hacer realidad su última voluntad. 

Jarvees: es otro de los niños de El Bárbaro. Desde que su hermano Yves murió a manos de la policía se ha vuelto muy retraído. Apenas habla con nadie, pero lo que más le duele a él es que Shidiam se haya distanciado tanto de él. Utiliza su poder, que consiste en ser capaz de infundir inseguridad en la persona a quien mira fijamente, para conseguir liberar las estaciones del metro del poder autoritario de la policía.

Mark: es el cabecilla del grupo de niños que poseen el gen. Junto a Anna, su hermana pequeña, se ocupa de vigilar las estaciones con el fin de saber todo lo necesario para invadirlas. Aunque no le gusta demasiado éste trabajo, lo realiza de manera efectiva. 

VALORACIÓN PERSONAL


      Quiero agradecer a Covadonga González-Pola  que me haya concedido el honor de leer su novela. 

Éste es un libro que me ha hecho plantearme muchas cosas. Cuenta las peripecias que unos adolescentes tienen que hacer para sobrevivir en un mundo dominado por el caos.

Sus personajes nos muestran la realidad del planeta después de El Martes, el día en el que todo quedó reducido a cenizas, como el dia del Apocalipsis. Cada uno de ellos nos da su versión, y eso me ha gustado mucho. Todos ellos son personajes principales en algún momento de la historia, todos ellos son imprescindibles para entender ésta maravillosa historia.

Me ha parecido significativo que sean en su mayoría adolescentes. Los únicos adultos que son parte de la resistencia son El Bárbaro, un hombre muy enfermo, y Alain, que es realmente quien lleva el mando en la pequeña comunidad de los chavales.

Aparece también la figura de Alastair. Es un personaje que me ha confundido, pues al principio yo le creía más un adulto paternal, pero después de ver que siente atracción por Neith me hizo pensar si verdaderamente era tan adulto como yo creía.

Es un libro de acción desde el minuto uno. Sin prólogos, sin preparación para ello, te sumerges en la guerra de los niños de El Bárbaro contra la policía y sus terribles tácticas de persuasión. Te muestra cómo sería la ciudad de Margerit (que significa Madrid en árabe) tras El Martes de una manera muy precisa y detallada, muy realista a pesar de haber salido de la cabeza de la autora.

El punto más significativo en ésta obra es “el gen”, que hace que su tez se vuelva clara y los hace más fuertes para soportar las secuelas de la radiactividad. Cada uno de ellos posee una cualidad distinta: sentir los sentimientos de los demás, oir mucho mejor, tener la capacidad de intimidar solo con una mirada… son poderes que éstos niños grandes utilizan para defenderse de las fuezas policiales que los persiguen para abrirlos en canal y estudiar la manera de utilizar sus poderes.

En Cuanto al final, ha sido sorprendente, y deja lugar a que pensemos que habrá más aventuras de éstos chicos que han sido obligados a crecer por la situación en la que les ha tocado vivir. 


Puntuación angelical...