21 ene. 2014

Reseña: El pacto de las hadas, de Anne Crosv





Titulo: el pacto de las hadas
Autor: Anne crosv
Editorial: Cydonia
ISBN: 978-84-938064-3-9
Paginas: 362

RESUMEN


Tras la muerte de sus padres en un trágico accidente, Nailah, una joven aparentemente normal, descubre un formidable secreto: ella es la última representante de un antiguo linaje de brujas.

A pesar de la sorprendente revelación, Nailah lleva una vida apacible en las montañas, ayudando con su trabajo a los animales del bosque e intentando aclarar sus sentimientos hacia Robert, un joven con quien comparte buena parte de su vida. Sin embargo, su tranquila existencia está a punto de dar un vuelco inesperado: la aparición de un misterioso personaje le abrirá las puertas a una realidad hasta entonces desconocida, en la que todo es posible: dioses, hadas, elfos, centauros y otras criaturas luchan por hacerse con el control del mundo mágico. A partir de ese momento, todo lo creía saber sobre su pasado se desvanecerá como si solo hubiera sido un sueño, desatando una aventura dominada por la venganza, la magia y la lucha interna para descubrir a quién pertenece realmente su corazón.

ANNE CROSV nos acerca al mundo de las brujas, de los dioses y de la mitología celta y grecorromana con esta primera novela de la trilogía Hijas de Hécate. Una novela que esconde y desvela. Una novela cargada de emociones, de angustia, de celos, de odio y sobre todo de amor. Una novela para soñar despierto.

SPOILER


Se acerco hasta donde yo estaba el sudor y el polvo de los enfrentamientos anteriores se reflejaban en su rostro y en sus ropas. No había heridas sangrantes, pero si magulladuras y moretones allí donde la ropa no llegaba a cubrir.  Sus manos rodearon mi cintura y me acercaron a su pecho. El corazón le latía con rapidez y su respiración se aceleraba por momentos.

Subió las manos hasta mi rostro y lo levanto para poder mirarme a los ojos. Los segundos parecieron congelarse cuando nuestros ojos se encontraron. Su cabeza se fue inclinando suavemente hacia mí y nuestros labios se encontraron.

Muy dulcemente, atrapo mis labios con los suyos y los saboreo, casi inseguros. Mi cuerpo tembló al contacto de sus labios, el calor me envolvió, su aroma me inundo de tal manera que todo se esfumo a mí alrededor. Solo estábamos los dos. Mis labios reaccionaron y se movieron al ritmo de los suyos hasta que mi cuero se encendió, la pasión me domino y le bese con más fuerzas y avidez. Mis manos buscaron su cuello para atraparlo y no dejarlo escapar, sus manos descendieron hasta mi espalda para acercarme más a su pecho. Nuestras lenguas se entrelazaron en un baile sensual. Era mío, mío…

En mi mente no había más palabras, pero mi cuerpo quería más. Lo quería a él. Y su cuerpo quería más de mí, podía sentir la fuerza de su virilidad presionándome. Me llevo lentamente hacia atrás y me tumbo en los cojines que teníamos a las espaldas. Su cuerpo descendió con suavidad junto al mío sin soltar mis labios. Su sabor me tenía como loca, jamás había saboreado un beso con tanta pasión. Sus manos subían y bajaban desde mi cuello hasta las caderas, rozando levemente los pechos.

Estaba preparada, me sentía preparada para él y sentía su pasión tanto como la mía. Me deseaba y sus gemidos daban a entender lo mucho que se contenía para no desnudarme allí mismo y hacerme suya. Acaricie su melena, que se colaba entre nuestros cuerpos y se giro bruscamente para colocarme encima de él. Por un segundo separamos los labios y nuestras miradas se encontraron acerco de nuevo mi rostro al suyo para volver a besarme. Las manos volvieron a buscar mi espalda y me apretaron con más fuerza contra él. Las caderas se encajaron entre sus piernas y bailaron contra él. Nuestros cuerpos ya no nos pertenecían, la pasión los controlaba.

Nuestras almas estaban tan compenetradas y tan entregadas que la unión resultaba arrebatadoramente hermosa.

Un ruido en la antesala nos alarmo y nuestros cuerpos se separaron….

OPINIÓN PERSONAL


Debo reconocer que en un principio le vi mucha similitud a la Saga Crepúsculo, por los entresijos de los amoríos que tiene Bella con Eduard y Jacob. Y en este caso tenemos el trió de protagonistas Naliah, Robert y Adhael. Pero por lo demás no es comparable una historia a la otra. Es solo una similitud entre las dos sagas.

Para mi ha sido una de las muy muy pocas novelas que me enganchan desde la primera pagina, y mira que al principio era un poco rehacia por el tema de que la protagonista era una bruja. Pero para nada tiene que ver con las brujas de ropa negra, gorro puntiagudo, verruga en la nariz, fea y con escoba voladora. Es la típica bruja con la que siempre en algún momento de nuestras vidas hemos soñado ser, YO la PRIMERA.

Esta es la primera parte de la tribología Las Hijas de Hécate. He de reconocer que me ha fascinado, conforme iba leyendo en mi cabeza se formaba una película, en un mundo de magia y belleza sin igual. Me ha emocionado muchísimo y me ha hecho revivir sentimientos muy especiales para mí. Es una novela la cual NALIAH NO OS DEJARA INDIFERENTES.

Tras el trágico accidente que tuvieron los padres de nuestra protagonista, descubrió que era la última de un linaje de brujas, por lo que le hizo mantenerse oculta a los ojos de todos sus seres queridos, incluyendo a su propia hermana. Viviendo en el bosque y con un trabajo muy gratificante para ella, velaba por los animales del bosque. Con la ayuda de Robert del cual pensaba que estaba enamorada.

Un día después de mucho trabajo, nuestra bruja tuvo un sueño premonitorio y al despertar no dudo en ponerle remedio para que no se cumpliera por lo que después de escapar de casa mucho antes del amanecer junto con su gran compañero Neón, utilizando su poder invoco a las fuerzas de la naturaleza, las cuales les enviaron al ser que le abrirá las puertas a una realidad que hasta entonces desconocida totalmente, todo su mundo daría un giro de 180º.

Conocerá a Dioses, Elfos, Centauros, Hadas… todo lo bueno y por supuesto también lo malo del mundo mágico. Y descubrirá toda la verdad sobre su familia. Y algunas aventuras mas que no debo desvelar si no no tiene su gracia.


Puntuación angelical...