20 jun. 2014

Reseña: Pídeme lo que quieras, de Megan Maxwell






Título: Pídeme lo que quieras
Autor: Megan Maxwell
Editorial: Booket
Año: 2014
ISBN: 978-84-08-12732-1
Depósito legal: B-6221-2014
Páginas: 460
Precio: 6'95€


SINOPSIS


Erótico… sensual y tremendamente morboso… Una novela que reúne las fantasías de MUCHAS mujeres.


Tras la muerte de su padre, el prestigioso empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las delegaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una joven ingeniosa y simpática de la que se encapricha de inmediato.

Judith sucumbe a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos sexuales, repletos de fantasías y erotismo. Junto a él aprenderá que todos llevamos dentro un voyeur, y que las personas se dividen en sumisas y dominantes... Pero el tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.

PERSONAJES


Eric: hijo del multimillonario dueño de la empresa Muller, tras el fallecimiento de éste se encarga de dirigir su empresa en Madrid. Allí conocerá a la mujer que va a robarle el sueño. 

Judith: secretaria en la empresa Muller, no ha tenido  mucho éxito con los hombres. Pero cuando su jefe empieza una táctica de acoso y derribo, no puede evitar caer en las garras del sexy multimillonario.

Andrés y Frida: pareja felizmente casada, amigos de Eric, con quien comparten a menudo sus juegos swingers. Cuando conocen a Judith le cogen mucho cariño y llegan a ser una parte importante también de su vida.

Björn: es el mejor amigo de Eric. Swinger como él, no duda en compartir juegos con él y Judith, siempre respetando su relación y apoyándola en todo momento. 


RESUMEN


Cuando el dueño de la empresa Muller, en la que Judith trabaja, fallece, su hijo ocupa su lugar y decide supervisar la sucursal de Madrid. Su encuentro con la joven Judith no puede ser más cómico: ambos se quedan encerrados en el ascensor en un apagón.

Eric queda desde entonces prendado de ella, y se dedica a ponerla nerviosa en el archivo de su despacho. Al final consigue hacerla suya, y la introduce en su mundo, un mundo donde la sexualidad y la fidelidad no están reñidas.

Todo es maravilloso hasta que Betta, la ex novia de Eric, hace su aparición e intenta voicotear su relación. Las dudas, los celos y las inseguridades pondrán en peligro su felicidad y su amor.

OPINIÓN PERSONAL


Antes de nada quiero agradecer a la Editorial Booket el envío de ésta maravillosa novela que me moría por tener entre mis manos.

Pídeme lo que quieras es la primera novela de la saga con el mismo nombre de la autora que está en boca de todos: Megan Maxwell. Aquí os dejo el booktrailer de ésta maravillosa obra.



Tengo que decir que despues de leer la saga Crossfire era un poco reacia a leer ésta saga.... ¡¡¡Pero qué gran error, por dios!!! Es una saga divertida a más no poder. Me he reido como nunca con las ocurrencias de ésta prota española. 

En ésta trilogía vemos el sexo a través del ojo de los swingers ( personas que  aceptan la ampliación del horizonte sexual en pareja; incluye un amplio rango de actividades eróticas y sexuales realizadas entre dos o más personas ). Yo siempre he sido muy tradicional y no veía con buenos ojos éste tipo de práctica sexual, pero con ésta novela he entendido el punto de vista de ésta forma de ver la sexualidad y cuán grande era mi error. 

Por una parte tenemos a Eric. Un multimillonario guapo a rabiar, posesivo, que vive atormentado por la muerte de su hermana. Es un hombre tierno, dulce, sensible, protector... vamos, aquello que todas necesitamos a nuestro lado.

Yudith es toda una española. Con desparpajo, genio y sentido del humor. Aunque está locamente enamorada de Eric no se deja achantar. Es por eso que el libro está plagado de peleas y reconciliaciones de los protagonistas. Por favor... ¡¡¡¡yo quiero muchas de esas reconciliaciones!!!!

Me ha encantado la ternura que demuestra Eric cuando comparte a Judith con sus amigos. A pesar de que todo la cuida de una manera que ya me gustaría a mi. 

Yo siempre digo que una buena novela es aquella que sin pretenderlo te hace entrar en la historia y vivirla en primera persona, porque entra en tu corazón y se asienta en tu alma. Megan Maxwell ha conseguido ese efecto en mí con ésta novela. Y ya estoy deseando leer la segunda parte: Pídeme lo que quieras ahora y siempre.


Puntuación angelical...