2 abr. 2014

Reseña: La tentación de un duque, de Jillian Hunter






Titulo:    La tentación de un duque
Autora:   Jillian Hunter
Editorial:   Titania
Año:   2014
ISBN:   978-84-92916-56-6
Depósito legal: B-159-2014
Páginas:   317
Precio: 17€



SINOPSIS


Samuel Charles Aubrey St. Aldwyn, duque de Gravenhurst, es un conocido seductor y defensor de las causas perdidas. Lo que nadie jamás imaginaría es que también se esconde tras un seudónimo para escribir una popular serie de novelas acusadas de corromper la moral pública.

Entre sus fervientes lectoras se encuentra la señorita Lily Boscastle, una dama que, a pesar de su noble cuna, también se ha visto en problemas con la alta sociedad. Cuando su compromiso con otro hombre se cancela de manera escandalosa, Lily se ve obligada a buscar empleo, y termina siendo ama de llaves del propio Gravenhust,

A pesar de sus afamadas dotes de seductor, el duque no puede evitar quedar obnubilado por la aguda inteligencia y la natural sensualidad de Lily. Lo que ella no sabe es que el duque oculta un secreto terrible, encarnado en unos fantasmas del pasado que pueden poner en peligro tanto sus vidas como la pasión que crece entre ellos.


RESUMEN


Samuel conoce a Lily en una fiesta de disfraces en casa de su editor. Tras un paseo por el jardín queda prendado de ella, y en cuanto llega a casa envía un ramo de lirios a la muchacha y una petición formal de matrimonio al padre de ésta. Pero ella está prometida ya a otro hombre, así que el duque se conforma con seguir sus pasos.

Mientras tanto, Lily va a la ópera con su prometido y la familia de éste, pero ve como su prometido asesina a un hombre a sangre fría, por lo que decide suspender el compromiso. Intenta denunciar el crimen, pero nadie la cree porque Jonathan esconde muy bien el cuerpo, por lo que cae en desgracia y decide buscar trabajo como ama de llaves.

Samuel, que la vigila de cerca, la contrata con el objetivo de convertirla en su esposa, pero de momento le oculta su doble personalidad: que él es Lord Anónimo, un escritor de novela romántica muy famoso en el momento.

La vida transcurre en armonía, y el duque decide contarle la verdad a Lily, que queda maravillada, y decide meterse en la cama con él, pues se da cuenta de que está completamente enamorada.  Pero en cuanto terminan de hacer el amor, Samuel le pide matrimonio, y Lily pasa a ser la futura duquesa.

Jonathan, al descubrir que el duque cree a Lily, decide acabar con su vida, y pone en peligro la estabilidad del duque, que no parará hasta mantener a salvo a la mujer que ama.
               

PERSONAJES


Samuel: Duque de Gravenhurst y Lord Anónimo. Es el protagonista, un aristócrata que perdió a toda su familia, excepto a su hermana, en un incendio siendo niño, y ha sacado adelante el patrimonio familiar mediante sus novelas, que la sociedad cataloga como inmorales

Alice: hermana pequeña de Samuel. Soltera empedernida, se hace muy amiga de Lily, y decide mudarse al castillo que fue consumido por las llamas para estar mas cerca de su hermano y su cuñada.

Lily: es la protagonista. Después de ver a su prometido asesinar a un hombre a sangre fría, la sociedad la tacha de inestable y su familia decide internarla, por lo que ella busca trabajo como ama de llaves de algún noble.

Jonathan: capitán del ejército comprometido con Lily. Debido a una gran deuda de juego, se ve involucrado en un asesinato, y prefiere poner la cordura de su prometida en entredicho que confesar su delito.

Chloe: prima de Lily, que la presenta en sociedad. Es la encargada de preparar la situación para que Lily y el duque se queden a solas en la fiesta, pues ella misma fue un poco escandalosa en su juventud.

Lawton: abogado de la familia St. Alwyn, puso su vida en peligro por salvar a Samuel y Alice del incendio que arrasó su castillo siendo niños. Desde entonces ha sido para ellos como un padre.

Philbert: editor de Samuel. Aparte del servicio de la casa del duque, es el único que conoce su doble identidad. Se pasa la vida obligándole a respetar los plazos de entrega.

VALORACIÓN PERSONAL

                 
                Me hice con ésta novela el otro día, porque me gusta mucho la romántica y me llamó la atención la sinopsis. Quizás en mi otra vida fui noble, porque me identifico muy bien con las protagonistas de las novelas de éste tipo. La verdad es que el tiempo se me pasó volando leyendo ésta novela. Es muy fácil de leer, divertida y adictiva. Os la recomiendo a todos.

                Está ambientada en la sociedad londinense del siglo XIX, donde las mujeres no eran más que una moneda de cambio para aumentar la fortuna familiar. La familia de Lily decide comprometerla con un miembro del ejército, pero ella está conforme. Aunque no está enamorada de él, le profesa cierto cariño, y tiene la esperanza de que con el tiempo llegue a surgir el amor. Hasta que aparece el duque en su vida. Entonces sabe que lo que siente por él no llegará a ser lo mismo, pero de todas formas consiente la boda.

                El conde es un hombre peculiar. Es escritor en secreto, pero para ello necesita representar las escenas que inventa para poder seguir la historia, y cuando le viene la inspiración arrastra a todos sus sirvientes a disfrazarse para la representación. Es por eso que tiene muy buena relación con todos ellos, y son todos una gran familia.

                En cuanto al primer beso de los protagonistas, la autora lo ha descrito a la perfección, de una manera que te hace contener el aliento mientras el beso ocurre a cámara muy lenta. Y cuando el conde simula un secuestro para Lily, pues ella le dijo que le encantaría ser secuestrada por el malo de sus novelas, me parece un gesto tan tierno y encantador… Lily debería habérselo comido a besos, no enfadarse jajaja.

                Y el momento en el que el cura pone a prueba a Lily… simplemente genial. Hasta que no descubres que el cura sabe toda la verdad sobre el duque sólo piensas en que es un cotilla pueblerino que no sabe de qué forma enterarse de lo que ocurre en la casa.

                Me ha parecido una novela original, graciosa y emotiva a la vez. Es una de esas novelas que leería una y mil veces más.


Puntuación angelical...